Carlos Ominami aseguró que es difícil que repunte aprobación a gobierno de Piñera

Invitado al programa “Foro Universitario”, de Radio Universidad de Santiago (94.5 FM, 124 AM) el ex senador Carlos Ominami repasó algunos pasajes de su última publicación, “Los secretos de la Concertación”, en la que alude, entre otros, a controvertidos episodios protagonizados por Ricardo Lagos y Michelle Bachelet.

 

Ominami reiteró que el libro contiene una severa crítica política al conglomerado que guió los destinos del país durante dos décadas, y del que formó parte como militante del Partido Socialista.

“Si hay algo que le ha hecho un terrible daño a la política, es mirarla simplemente como el arte de administrar y conservar el poder, funcionando con las adhesiones y la popularidad, al margen de los proyectos y las convicciones”, sentenció Ominami.

Para el político, los ex mandatarios que siguen jugando roles importantes en la política chilena, deberían expresar cuáles son sus convicciones y cuáles son sus proyectos. “Una elección presidencial no es un concurso de popularidad”, apuntó.

Crisis de representación

Para Carlos Ominami, los problemas actuales que enfrenta el país, como el conflicto por la educación, suceden porque hay una gran desconfianza y una crisis de representación. “Hay un movimiento social que anda por un lado y un mundo político que anda por el otro, tratando de aferrarse al poder”, recalcó.

A su juicio, la crisis de popularidad del presidente Piñera tiene mucho que ver con promesas incumplidas, que le hacían sentido a la gente, pero que no se han concretado.

“Había mucha expectativa respecto de que esta persona tan eficiente y exitosa en el sector privado y los negocios, pudiera replicar ese tipo de gestión en el aparato estatal. No ha sido así. Uno de los mayores testimonios al respecto es la reconstrucción. A dos años del terremoto, todavía hay edificios que no han sido demolidos en Concepción y ahí están como verdaderas estatuas a la ineficiencia”, criticó.

La ex figura de la Concertación reconoció que en el actual gobierno se han impulsado buenas iniciativas, como la eliminación de la cotización de salud para los jubilados o el postnatal. No obstante, sostuvo que “no han sido cambios de entidad suficientemente grandes para contrapesar esta imagen negativa que tiene el incumplimiento de la promesa sobre la nueva forma de gobernar”.

Aprobación a Piñera “no repuntará”

En esta perspectiva, pronosticó que los niveles de aprobación presidencial se mantendrán bajos. “Es difícil que a esta altura pueda remontar sustancialmente las cosas. La gente no le cree, ese es el problema. Y la Concertación tampoco”, acotó.

Por último, planteó que Chile tiene que ser gobernado sobre la base de una mayoría sólida. “Este es un país chúcaro, no puede ser gobernado por minorías. Este país necesita cambios profundos, los que requieren de mayorías sólidas. De otra forma, esos cambios no se podrán hacer nunca. Eso supone un encuentro del centro con la izquierda, e incluso con sectores liberales, que entienden que se debe tener un sistema político que funcione”.

Foto: http://www.flickr.com/photos/guidogirardi/5690799195/