Más de 100 personas se tomaron acceso a Calbuco rechazando venta de Essal

Más de un centenar de personas se tomaron el camino de acceso a Calbuco esta mañana, declarándose en contra de la venta de la participación del Estado en la sanitaria local Essal.

A partir de las 11 hrs. usuarios de Calbuco se manifestaron en el sector San Rafael Alto de la ruta 68 por una hora y media, creando una gran congestión vehicular. Ante esta protesta, el mismo alcalde y concejales se pronunciaron públicamente a favor y señalaron que enviarán oficios a la Intendencia regional y Gobernación provincial por esta materia.

Calbuco es una ciudad con grandes problemas de factibilidad de agua potable y alcantarillado, lo que ha generado un grave problema social y la falta de construcción de viviendas en los últimos años. Con el proceso de venta del porcentaje de acciones que posee Corfo, los vecinos ven con temor que estos servicios demoren aun más en ser realidad para muchas familias, ya que la privatización no los ha ayudado en sus condiciones de vida. Al momento de construir viviendas son los propietarios quienes deben hacer la inversión inicial en alcantarillado, recursos millonarios que los habitantes de la ciudad de las  Aguas Azules no poseen.

 

El Frente de Defensa del Agua potable tuvo la oportunidad de conversar con la coordinadora social y sindical de Calbuco la semana pasada para informar de este proceso de venta y las posibles consecuencias de esta enajenación. Para la Federación de Consumidores del Sur, la CUT y los Sindicatos de trabajadores de Essal, es el Estado quien debe garantizar el servicio y no debe vender su propiedad en Essal. Además, indicaron, desconocer qué sucederá con los subsidios de las familias más vulnerables, los que financiaban con los ingresos que el Estado percibe de estas acciones.