Seremi de Educación de la región de Los Lagos indicó que cuatro establecimientos perdieron el año escolar

El Seremi de Educación de Los Lagos, Carlos Muñoz, informó que, de los dieciséis establecimientos que se encontraban en situación crítica durante la semana pasada, con riesgo real de perder el año escolar, hay cuatro recintos que ya lo perdieron.

“Lamentablemente, de acuerdo a nuestros registros, algunos liceos que se encuentran tomados desde el mes de junio ya no podrán recuperar todas las clases que han perdido, aunque se extienda la jornada diaria, asistan a clases los sábados y el año escolar se alargue hasta mediados de enero”, explicó Muñoz. Esto, en el caso de los alumnos que no se inscribieron en el plan “Salvemos el año escolar”, iniciativa que el Mineduc puso a disposición de los jóvenes que, pese a tener sus colegios en toma, querían seguir estudiando. “Como Ministerio hemos planteado diversas fórmulas para resolver el conflicto, pero al parecer los dirigentes que promueven las tomas no han dimensionado en plenitud la seriedad del escenario que han ido configurando”, señaló el Seremi. 

 

La situación más grave afecta a los liceos Industrial, de Niñas y de Piedra Azul (que llevan 56 días en paro) y el Liceo Comercial de Puerto Montt (55 días en toma), pues han superado el máximo de días que podrían recuperarse a través de la recalendarización del año escolar, que es de 54,5 días. “Además, cada día que pasa hay nuevos colegios que caerán en la misma situación. Por ejemplo, el Liceo de Hombres perderá el año escolar si no retoma sus actividades normales este martes”, apuntó el Seremi. 

Los centros educativos que se aproximan a este punto de no retorno son la Escuela de Cultura de Puerto Montt (52 días en toma), el Liceo Rayen Mapu de Quellón y el Instituto Comercial de Osorno (51 días), los liceos Eleuterio Ramírez e Industrial de Osorno (50 días) y los liceos Galvarino Riveros de Castro y Carmela Carvajal de Osorno (49 días). Otros establecimientos de la región, como los liceos Politécnico de Castro, Domingo Espiñeira de Ancud, Rahue de Osorno y Las Quemas de Puerto Montt se acercan peligrosamente al máximo de días perdidos que podrían ser recuperados

“La situación es crítica por lo que necesitamos de la voluntad de los sostenedores, pero también de la colaboración de los directores, apoderados, estudiantes y comunidades escolares en general. Lamentablemente se están acabando los plazos para miles de alumnos en la región”, recalcó el Seremi de Educación, quien reiteró que esto no es en ningún caso una medida de presión del Ejecutivo, sino que responde al cumplimiento del número mínimo de semanas de clases y de los porcentajes de asistencia que exige la ley. “Si son miles los estudiantes que repiten de curso en la región, se producirán dificultades y costos que los estudiantes que dicen estar dispuestos a perder el año no parecen comprender en toda su magnitud. Espero que recapaciten antes de que sea demasiado tarde”, finalizó el Seremi Carlos Muñoz.