(Fotos) Puerto Varas acompañó en su último adiós al padre José Neudorfer

El domingo 18 de septiembre se efectuaron los funerales del capellán de la Clínica Alemana de Puerto Varas, José Neudorfer, quien falleció el pasado viernes en la tarde. El padre José nació el 22 de febrero de 1922 en Austria, fue tomado prisionero de guerra por parte del ejercito ruso en la Segunda Guerra Mundial; en el año 1950 se recibió como sacerdote y en 1957 llegó a la ciudad de Puerto Varas para integrarse a la Congregación del Verbo Divino, en 1990 fue declarado hijo ilustre de la comuna lacustre, finalmente en el año 2008 recibió por gracia la nacionalidad chilena.

 

Entre la obras más importantes del padre José destacan la creación en los años 70 de las Aldeas S.O.S, adquiriendo terrenos para la construcción de albergues para niños en riesgo social, obra inaugurada el 8 de abril de 1982. A mediados de los 90 fue impulsor del albergue San José que cobija a personas adultas de escasos recursos que no tienen donde pernoctar. El religioso se desempeñó como capellán del ex hospital San José, actual Clínica Alemana.

En el Colegio Germania destacó como profesor y teólogo, su afición máxima era la fotografía y uno de estos aciertos fotográficos que registró con su lente fue la erupción del volcán Calbuco en marzo de 1961, imágenes que fueron tomadas desde el Colegio Germania y que hoy forman parte de la historia de la comuna de Puerto Varas.

En lo espiritual, formó pastorales juveniles en el Colegio Germania y en el hospital San José, realizando visitas a colegios y sectores poblacionales difundiendo el mensaje de Jesús a través de un antiguo proyector de películas, como lo reconoció el doctor Eduardo Hitschfeld, quién fue alumno del padre José. Otra de las facetas que más le gustaba realizar era la tradicional procesión de Viernes Santo en la que junto a sus colaboradores más cercanos peregrinaban rezando y cantando cada una de las estaciones donde revivían la pasión y muerte de Cristo.

Dentro de los mensajes que siempre destacó estaba la belleza del Monte Calvario que consideraba un lugar único en el mundo donde se tiene una vista privilegiada hacia el lago y los volcanes, es en este contexto que el religioso siempre le dedicó un inusual interés por conseguir recursos para mejorar este  recinto de oración. El gran sueño del padre José quedó inconcluso, lo cual consistía en la creación de la XIII estación del Vía Crucis que correspondía a la resurrección de Jesús además de crear un altar con una gran luz que pudiera ser vista por todos los habitantes de la comuna.

Su funeral se realizó el día domingo 18 de septiembre, el cuál comenzó con un oficio religioso en la parroquia Sagrado Corazón de Jesús, encabezado por el Arzobispo de la Arquidiócesis de Puerto Montt, Cristian Caro Cordero, y algunos sacerdotes y diáconos, quienes destacaron la labor religiosa y humanitaria del prelado. En el mismo sentido, la primera autoridad de la comuna, doctor Ramón Bahamonde Cea, se comprometió con aportes para la aldea S.O.S. Posteriormente jóvenes y niños de esta institución despidieron con pétalos de rosas el féretro, después el cortejo avanzó hasta el cementerio católico donde fueron sepultados los restos mortales del padre José Neudorfer.

{flickr-album}Type=Photoset, User=64074010@N08, Photoset=72157627586098431{/flickr-album}