Concilio de Iglesias Evangélicas realizó Te Deum en Puerto Montt

41

Con la asistencia de la máxima autoridad regional, el intendente Juan Sebastian Montes y del seremi de Gobierno, Jaime Brahm, los concejales de Puerto Montt Eduardo Matamala y Pedro Sandoval, además de representantes de la Armada y Carabineros, se realizó ayer sábado el Te Deum de acción de gracias organizado por el Concilio de Iglesias Evangélicas de Los Lagos (Coniev).

El culto para orar por el futuro y la unidad de Chile fue organizado en el marco de la celebración de un nuevo aniversario Patrio, y tuvo lugar en la Iglesia Metodista Pentecostal “Mirador”, ubicada en el sector Mirasol de la capital regional.

Según precisó el vocero de la Coniev, pastor Ursus Barría, esta es la primera vez que el organismo constituido a fines del año pasado -y que agrupa a diversas iglesias evangélicas- realiza una actividad de estas características.

“La particularidad que tiene este Te Deum es que es regional y cuenta con la participación de pastores llegados desde las cuatro provincias de la Región de Los Lagos. Destacamos la unidad que debe existir dentro de la diversidad propia del mundo evangélico. Esta actividad es una acción de gracias para agradecer por la nación y rogar por nuestras autoridades y las Fuerzas Armadas”, explicó.

Por su parte, el intendente Juan Sebastián Montes sostuvo que este Tedeum es un punto de inicio muy importante en el marco del aniversario patrio, destacando todas las expresiones religiosas tienen el apoyo del Gobierno, que es conducido por un mandatario para quien el nombre de Dios está presente constantemente en sus discursos.

“Este Gobierno se enorgullece de mencionar a Dios en sus alocuciones, porque creemos que el poder viene de Dios y que cada uno puede aportar al bien de sus semejantes. Las iglesias evangélicas realizan una gran labor especialmente en favor de personas afectadas por el flagelo del alcohol y las drogas”, indicó.

En la misma línea el seremi de Gobierno, Jaime Brahm, sostuvo que «nadie puede desconocer el aporte del mundo evangélico a la sociedad, su trabajo intrapenitenciario y en los sectores más vulnerables. Un importante número de chilenos profesa esta religión y como autoridades debemos participar de estas actividades que al igual que las que las que realizan otros credos, tienen como  único fin dar gracias y rogar a Dios para que bendiga nuestra Patria».