Estudiantes detenidos por toma de liceo en Puerto Varas quedaron en libertad mientras se investiga

28

La magistrado del Juzgado de Garantía de Puerto Varas, Ximena Bertín, concordó con la defensa de los tres alumnos detenidos en la toma del Liceo Pedro Aguirre Cerda de Puerto Varas y no accedió a la solicitud del Ministerio Público de prohibirles la entrada al establecimiento educacional.

La decisión fue dada a conocer durante la audiencia de control de detención de los tres jóvenes (uno de 15 y dos de 17 años de edad) llevada a cabo hoy en el Tribunal de Garantía de Puerto Varas. Los detenidos, representados por el abogado de la Defensoría Penal Pública, Héctor Benavides, fueron formalizados por el Ministerio Público como supuestos autores de violación de morada y de daños. Estos hechos, según explicó la Fiscalía, se habrían llevado a cabo a las 1.45 horas de hoy cuando cerca de 30 jóvenes entraron escalando a las dependencias del liceo. Luego, habrían cerrado las puertas con candados y habrían sacado el mobiliario del establecimiento rompiendo en su acción algunos vidrios. Los jóvenes habrían sido vistos por un cuidador y carabineros que vigilaban el recinto, los cuales los detuvieron. El abogado defensor, especialista en defensa penal juvenil, explicó que la detención llevada a cabo por los funcionarios de Carabineros  estuvo viciada ya que ellos entraron al establecimiento de forma ilegal y golpearon a los menores.

Esta versión fue ratificada por uno de los padres de los detenidos, Juan Pablo Sánchez, quien explicó que grabaron los golpes que los carabineros propinaron a sus hijos y que esperan que sus imágenes sirvan para emprender acciones legales a futuro.  “Carabineros actuó por sí solo, persiguió a las personas que trataron de entrar, los amedrentó. Tiraron las mismas sillas que los alumnos les lanzaban. Estaban con cascos, con palos, con escudos. Cincuenta personas contra 20 a 25 alumnos. Tenemos videos, que grabamos para tratar que la fuerza bruta no pase sobre ellos. Es lamentable lo que pasó”.

Por su parte, uno de los menores detenidos declaró: “Entramos por la puerta de atrás del liceo. Rompimos cuatro vidrios para poder hacerlo, pero pensábamos juntar dinero entre todos los que participamos en la toma para pagarlos. Después le pedimos las llaves al auxiliar y cerramos las puertas hasta que actuó carabineros”.

Durante la audiencia, llevada a cabo a las 12.30 horas de hoy, el fiscal formalizó a los tres imputados y solicitó a la jueza de Garantía una medida cautelar. El fiscal pidió que a dos de ellos, alumnos del Liceo Pedro Aguirre Cerda, se les prohíba acercarse al recinto educacional después del horario escolar. Además, pidió que al tercer imputado, alumno del Liceo de Hombres de Puerto Montt, se le prohíba acercarse totalmente al liceo puertovarino.  Para el defensor penal público, estas medidas eran ilógicas, ya que dos de los imputados estudiaban en el mismo liceo al cual no podían entrar, además de que los daños fueron causados en el contexto de una toma enmarcada en protestas estudiantiles, no en actos delictivos aislados.

La jueza recogió estos planteamientos y dejó a los menores sin medidas cautelares mientras se realiza la investigación de los hechos.

Finalmente, se fijó una audiencia para el 12 de octubre en la cual se pretende lograr una posible salida alternativa en el procedimiento, la cual consistiría en un acuerdo reparatorio.