Diputado Vallespín: «Quienes le temen al plebiscito tienen miedo a perder poder»

39

Establecer el sistema de plebiscitos en Chile, en el que sean todos los ciudadanos quienes puedan determinar el futuro de una situación, es el que planteó el Diputado por el Distrito 57, Patricio Vallespín, quien aseguró que “esto no es limitar la democracia, sino que es perfeccionarla y crear un instrumento que permita vincular la decisión de todos los ciudadanos respecto del accionar de un gobierno”.

 

El parlamentario resaltó que otros países, como Argentina, Francia, Brasil, Uruguay y España, tienen el sistema de plebiscitos establecidos en sus constituciones, “y ven en ello un mecanismo para fortalecer y enriquecer la democracia. En Chile todavía tenemos una democracia incompleta, en la cual la representación no es plenamente genuina, porque hoy tenemos que los partidos de derecha, con un 39% del electorado, son prácticamente la mitad de los parlamentarios. Tenemos un sistema en el cual se piden las ‘supra mayorías’, es decir, leyes de quórum calificado, donde se requieren 69 diputados para hacer los cambios estructurales que el movimiento social está pidiendo en materia de educación, pero no tenemos esos 69 votos y por eso siempre se tuvo que legislar a la medida de la derecha”.

Vallespín planteó que la realización de plebiscitos no se efectúe sólo para el tema de la educación, sino que sea un mecanismo permanente de la institucionalidad democrática. “No hay que temerle a la democracia. La situación de inconformismo que pueda existir se resuelve con más democracia, por tanto, quienes le temen al plebiscito, es porque tienen miedo a perder poder”, dijo, agregando que “luego de las reuniones que he sostenido con los dirigentes secundarios y universitarios, hemos llegado a la conclusión de que el plebiscito es el único camino que tenemos para lograr los cambios de fondo”.

Por lo anterior, el diputado hizo un llamado al gobierno y a los parlamentarios de la Coalición por el cambio, a abrirse al debate y no negarse a conversar y hacer cambios sustantivos para el país. “El derecho a veto de la derecha no puede seguir, porque hoy es la ciudadanía la que pide cambios y desconfía de que se puedan hacer las cosas en el actual modelo”, enfatizó.