Autoridad destacó importancia de los posicionadores satelitales tras naufragio en Aysén

48

Tras el naufragio ocurrido en las aguas de la región de Aysén la madrugada del miércoles, vuelve a surgir la discusión sobre la importancia de que las embarcaciones cuenten con posicionadores satelitales. El Subsecretario de Pesca, Pablo Galilea Carrillo, destaca que nuevamente estamos ante una situación que pudo haberse evitado, por lo que es de vital importancia retomar con perseverancia este tema.

De acuerdo a las informaciones proporcionadas por la autoridad marítima de la región de Aysén, la embarcación artesanal «Edgar Matías”, naufragó y sus tripulantes estaban en un lugar fuera del límite del acuerdo de Zonas Contiguas.

La Intendenta de la región de Aysén Pilar Cuevas, quien valoró que estas personas sobrevivieran al naufragio, informó que la lancha se encontró en aguas bastante al sur, “nos parece muy extraño dado que la autorización de ingreso de las lanchas de la décima región son mucho más al norte, donde termina las zonas contiguas; esto pasa todos los días en nuestra región y esperaremos los resultados del sumario de la Armada”. Ante esta situación el Subsecretario fue claro en señalar “Nos parece preocupante lo que ocurre con las lanchas que ingresan en forma ilegal en la XI región, y tomaremos las medidas para evitar la ilegalidad; aquí hay un acuerdo de Zonas Contiguas que hay que respetar”

Lo anterior ratifica la posición de la autoridad pesquera sobre el uso y utilidad de los posicionadores satelitales: “La implementación de los posicionadores aporta mayor seguridad a los pescadores y una más eficiente  fiscalización, lo que nos ayuda a garantizar la sustentabilidad de los recursos y la situación de los pescadores artesanales pequeños”, agregando, “el posicionador permitiría ubicar con mayor rapidez a aquellas embarcaciones que estén en situación de rescate y con esto no lamentaríamos tantas pérdidas humanas”

En cuanto al costo de los posicionadores satelitales, el subsecretario expresó que la tecnología está al alcance de los pescadores, sin embargo nunca se descartó la posibilidad de una ayuda por parte del Gobierno. 

Seguridad ante todo

El Naufragio de la lancha de Pesca Artesanal «Edgar Matías», CB-8577, Matricula de Castro, en el sector de la boca norte del Canal Fallos, en cercanías del Golfo de Penas en el límite de la región de Aysén y Magallanes también pone en el tapete el tema de lo precario y riesgoso de esta actividad, revelando la necesidad de los hombres de mar y sus familias de contar con alguna seguridad.

 “Es muy triste cada vez que se pierden vidas humanas, pero lo es más aún cuando vemos que las familias quedan desprotegidas” Galilea agregó que el tema de la seguridad en el mar es algo que preocupa especialmente a este Gobierno y que si bien, hay un riesgo inherente asociado que no es posible disminuir, sí es posible asegurar al menos la tranquilidad a las familias y a los mismo pescadores, en caso de sobrevivir a este tipo de accidentes. Y para eso es que recientemente el Gobierno lanzó el Seguro de Accidentes Personales para el Sector Pesquero Artesanal y Pequeños Acuicultores.

La iniciativa responde al trabajo en conjunto desarrollado por la Subsecretaría de Pesca, SERCOTEC y Banco Estado Microempresas y cuenta con un subsidio estatal de un 70% por póliza. El beneficio, al que pueden optar los pescadores que figuren en el Registro Pesquero Artesanal y tengan entre 18 y 65 años, consiste en un seguro de accidentes personales, de amplia cobertura y muy bajo precio, que entrega tranquilidad al pescador y sus familias durante 12 meses.

Galilea explicó  que el seguro tiene una cobertura de hasta UF 130 y cubre los riesgos asociados a accidentes en donde ocurra muerte accidental -incluida muerte presunta con y sin pérdida de nave-, incapacidad total y permanente o desmembramiento. Una vez contratado, el pescador queda cubierto por 12 meses, en todo momento, en toda actividad (laboral o cotidiana) y en todo lugar (dentro o fuera del mar).