Clausurada Biblioteca Regional seguirá esperando: Consejo Regional no trató en sesión proyecto de reparación

Una dura crítica al Consejo Regional de Los Lagos formuló el alcalde de Puerto Montt, Rabindranath Quinteros, luego de que el CORE no accediera a incorporar en la tabla de la sesión de hoy miércoles la aprobación de los recursos necesarios para ejecutar obras de conservación en el edificio que alberga al museo Juan Pablo Segundo y la Biblioteca Regional.

 

El municipio de Puerto Montt presentó hace ya varios meses el proyecto, por un monto total de $126.586.000 pesos, mediante el cual se propone un plan de conservación que resuelve los problemas de infraestructura que dieron origen –esta semana- a la clausura del recinto por parte de la autoridad sanitaria.

Al no poner en tabla la aprobación del proyecto de mejoramiento de las dependencias de la biblioteca Regional, “el Core se convierte en parte del problema y no de la solución”, precisó Quinteros, junto con señalar que “aquí ha quedado clara la falta de voluntad del Consejo Regional por dar una respuesta rápida y eficiente a la necesaria reparación de las dependencias de la Biblioteca Regional”.

Quinteros valoró la voluntad política del ejecutivo regional en cuanto a solicitar la incorporación sobre tabla del proyecto, de modo que los recursos fuesen asignados con la mayor prontitud posible para comenzar a ejecutar las obras en el recinto que hoy se encuentra clausurado en virtud de un sumario sanitario.

“La solución está plasmada en un proyecto que nosotros entregamos hace muchos meses atrás al Gobierno Regional, entonces ahora lo que faltaba era que se dispusieran los recursos, pero el CORE ni siquiera consideró el tema en su reunión, dándole la espalda a un tema que es urgente de resolver”, comentó el alcalde, quien calificó la situación como lamentable.

El edificio que alberga al Museo Juan Pablo II y a la biblioteca Regional, se emplaza en la costanera de la ciudad. Fue construido originalmente como mercado y posteriormente remodelado para fines culturales.

Actualmente su infraestructura se encuentra deteriorada; su principal problema es la filtración de aguas que dañan el edificio y dificultan la adecuada conservación del material bibliográfico y museográfico allí contenido y al cual acceden anualmente cerca de 50 mil personas.

La propuesta del municipio considera un mejoramiento integral del edificio -que incluye techumbres, canales de aguas lluvia, pisos y cielos-, con el objeto de mantener su funcionalidad para fines culturales. La inversión estimada es de 126 millones 586 mil pesos y el plazo de ejecución de las obras es de 4 meses.