Rechazo en el oficialismo y oposición generó decisión de instalar Tribunal Ambiental en Valdivia

Molestia fue la reacción de consenso entre parlamentarios de Gobierno y de la Concertación sobre la medida del Ejecutivo de situar la única sala del Tribunal Ambiental en la zona sur en la ciudad de Valdivia, pese a que se solicitó oportunamente que se ubique en Puerto montt por la mayor facilidad de conectividad para las zonas más alejadas, especialmente las regiones de Aysén y Magallanes.

La diputada UDI Marisol Turres señaló que más allá de los partidos políticos se entendió que lo más importante es que el único Tribunal Ambiental del sur tenga expedito acceso a todos sus usuarios “por eso lamento que el Gobierno no entienda que esta localización es la más racional, pensando en un expedito acceso de la comunidad a la Justicia Ambiental. No hay razones técnicas para instalar el tribunal en Valdivia”, indicó Turres.

En la misma línea el diputado DC Patricio Vallespín lamentó la decisión de instalar la sala en Valdivia argumentando que se basó en una mirada reducida y centralista. Vallespín recalcó que Los Lagos es la región que más iniciativas aprobadas posee en el Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental, con más de 2 mil proyectos. Aysén tiene más de mil iniciativas ingresadas, Magallanes cerca de 400 proyectos, mientras que Los Ríos sólo tiene cerca de 300 proyectos aprobados.

El proyecto original presentado en el Parlamento, contemplaba la creación de sólo un Tribunal Ambiental  para ver los casos de todo Chile. Tras su paso por el Senado,  la iniciativa sufrió una serie de modificaciones, entre ellas, el aumento a tres del número de tribunales en el país, los que se radicarían inicialmente en Antofagasta, Santiago y Valdivia.