Con acción judicial parlamentario y alcalde buscan evitar cierre de hogar del Sename en Calbuco

30

Un recurso de protección que busca evitar el cierre del Hogar de Niñas de Calbuco, presentó ayer al mediodía en la Corte de Apelaciones de Puerto Montt, el alcalde de Calbuco, Rubén Cárdenas, junto con el diputado Patricio Vallespín y padres de las menores afectadas.

El parlamentario explicó que está apoyando el recurso “porque, por un problema de forma, se está afectando el derecho de los niños a tener la atención que corresponde, lo más cercano a los padres, generando el vínculo afectivo que se requiere, y eso se está perdiendo por un tema netamente administrativo”.

A su juicio, “si hay cosas que se deben mejorar, el Sename debería dar los espacios para hacer los ajustes y las presentaciones pertinentes, pero sin afectar a las niñas”, agregando que “el proceso de crecimiento de los niños va a ser mucho mejor si están cerca de sus padres, con el vínculo familiar”.

Respecto a la determinación del Sename de trasladar a las menores a Llanquihue, Vallespín sostuvo que “no sabemos el estado en que está ese hogar y eso es también un atentado a las madres y padres, por eso queremos llegar al tema de fondo, porque el Sename se quedó en el tema de forma, en un papel que no se presentó. El Sename no le está dando la relevancia que corresponde, porque los niños no son objetos que se mandan para cualquier lado”.

Por su parte, el alcalde Cárdenas reiteró que el municipio está en condiciones de resolver los problemas planteados por el Sename y, de ser necesario, buscar un nuevo recinto, en Calbuco, para acoger a las niñas. “Son muchos niños de las islas y las quieren llevar a Llanquihue, lo que dificulta que salgan a sus casas los fines de semana y que los papás y familiares lleguen a visitarlos. O sea, estamos agraviando la situación de estos niños que ya están con dificultades”, dijo.

El jefe comunal criticó la determinación de llevar a las niñas a un centro de Llanquihue, que no había presentado postulación y del cual se desconoce el estado en que se encuentra.

En representación de los padres, Miguel Andrade resaltó que la medida afecta directamente a las menores, “vulnerando nuevamente el derecho de las niñas a estar en un lugar. Nosotros como padres no queremos que las niñas se vayan de Calbuco, porque estando acá tienen buen apego”.