Gobierno se reunió con líderes de la Iglesia Evangélica de la región de Los Lagos

Una serie de encuentros con líderes espirituales de la Iglesia Evangélica de la Región de Los Lagos sostuvo durante este fin de semana el coordinador de la Oficina Nacional de Asuntos Religiosos (Onar) del ministerio Secretaría General de la Presidencia, Jeremías Medina.

 

Según precisó el funcionario de La Moneda, su visita a la zona se enmarcó dentro de la difusión de los compromisos contraídos por el Presidente Sebastián Piñera con el mundo evangélico, los que están concretando a través de 30 medidas que ya presentan un importante estado de avance.

“Hay adelantos en diversas áreas vinculadas a fortalecer la labor espiritual en cárceles, colegios, hospitales y fuerza armadas. El ministro Cristian Larroulet envío un oficio a los secretarios de las carteras correspondientes para facilitar la labor pastoral en estos establecimientos”, precisó Medina.

Uno ejemplo de ello son las medidas tendientes a que los alumnos de enseñanza básica y media  puedan optar a clases de religión evangélica en los establecimientos municipales y subvencionados no confesionales.

“El ministro de Educación Joaquín Lavín envió un oficio a las seremías de cada región, disponiendo que al momento matricular a los estudiantes se aplique una encuesta con el fin de conocer si van a asistir a clases de religión católica o evangélica. También se progresó en la regularización de estudios de pedagogía a los docentes que imparten la religión evangélica”, sostuvo el coordinador de  la Onar.

Dentro de las actividades desarrolladas en la Región de Los Lagos, Medina participó del culto de la Iglesia Adonay de Puerto Montt, donde el pastor Tomás Aburto oró por la patria y sus gobernantes.

Acercamiento

Las visitas a pastores de Osorno, Puerto Montt y Chiloé –realizadas con el apoyo de la seremi de Gobierno de la Región de Los Lagos- fueron  muy bien recibidas por los líderes del mundo evangélico.

El presidente del Consejo de Pastores de Castro, y líder de la Iglesia Bautista en la capital de la Isla Grande, Manuel Vivar destacó el contacto con el personero de Gobierno.

“Para mí esto es muy positivo. Los cristianos somos apolíticos, pero valoramos el acercamiento de parte de las autoridades. No recuerdo un encuentro de este tipo en mis más de 36 años en la fe”, sostuvo.

Similar  es la opinión del pastor Celso Rozas, perteneciente a la Iglesia Alianza Cristiana y Misionera. “Esto es inédito, es primera vez que un Gobierno se preocupa del mundo Evangélico y que escucha sus planteamientos, siempre bajo la cobertura de la palabra de Dios, y en especial en regiones y zonas apartadas como Chiloé”.

Por su parte, el seremi de Gobierno, Jaime Brahm, sostuvo que “nadie puede desconocer el aporte del mundo evangélico a la sociedad, su trabajo intrapenitenciario, en los sectores vulnerables y en el rescate de personas con problemas de drogas y alcohol. Un importante número de chilenos profesa esta religión y como autoridades debemos escuchar sus planteamientos”.