Presentan denuncia judicial por tomas de casas que fueron asignadas a desplazados de Chaitén

35

Una denuncia por apropiación indebida de viviendas y presunta asociación ilícita, interpuso esta mañana el diputado Patricio Vallespín en la Fiscalía de Puerto Montt, con el objetivo de que se investigue la situación que están viviendo vecinos de la población Los Colonos II de Alerce, quienes han sido víctimas de las tomas de sus casas.

 

Se trata de inmuebles que fueron asignados a personas desplazadas de Chaitén y que hoy, al superar la emergencia, han regresado a la comuna, pero que no han abandonado del todo sus casas en Puerto Montt. En ese sentido, el legislador explicó que hay evidencia de que existen a lo menos seis inmuebles que están siendo ocupados “por gente que ha promovido estas acciones”, agregando que además hay otras 26 casas del sector que no están siendo ocupadas permanentemente, y que potencialmente podrían ser objeto de la ocupación ilegal.

Vallespín enfatizó que “acá no habría tan sólo una usurpación de viviendas, sino que habría también estafa, porque parece ser que se estaría pagando por esto, e incluso habría una organización de personas que se han concertado para hacer este delito, por lo que estaríamos ante una asociación ilícita que no podemos permitir”.

Asimismo, aseguró que existe temor entre los vecinos, puesto que no saben si al llegar a sus casas encontrarán a otras personas vivienda en ellas, recalcando que quienes han sido víctimas de estos delitos han intentado regresar a sus hogares, siendo repelidos por los nuevos ocupantes con golpes, insultos y amenazas.

“Esta situación se puede seguir repitiendo, por lo tanto el Ministerio Público tiene que intervenir, porque los dirigentes no resisten más el tema; hay temor, pero no tienen miedo a denunciarlo, lo cual es altamente valorable”, dijo Vallespín.

El legislador hizo un llamado al Serviu Región de Los Lagos, que ya está al tanto de la situación, para que agilice la ejecución del catastro de viviendas que fueron entregadas a los chaiteninos, y cuyos propietarios ya no están viviendo en ellas de forma permanente, para que las entreguen y esos subsidios sean reasignados a otras personas.