Reinauguraron trabajos de mejoramiento en cruz monumental de Puerto Varas

53

En el remodelado salón azul de la municipalidad de Puerto Varas se realizó la ceremonia de reinauguración de las obras de mejoramiento de la Cruz Monumental del Cerro Philippi “Obra Bicentenario” gestionada por la municipalidad y el apoyo de empresas e instituciones como: Caja de Compensación Los Andes, la empresa Inmobiliaria AXIS, Club Alemán de Puerto Varas, Empresa Inmobiliaria Altas Cumbres, Cooperativa Regional Eléctrica Llanquihue Ltda. CRELL, Club de Leones de Puerto Varas y la Corporación Nacional Forestal CONAF Región de Los Lagos.

En la ceremonia, en la que participaron autoridades comunales, representantes de las fuerzas armadas y de orden y seguridad pública, representantes de las empresas e instituciones colaboradores, invitados especiales y medios de comunicación, intervinieron el socio del Club de Leones de Llanquihue Hugo Sotomayor responsable de la construcción de la tercera y actual cruz monumental quien entregó antecedentes históricos sobre la construcción de la cruz, posterior a ello entregó datos técnicos de lo realizado, la directora subrogante de la dirección de obras de la municipalidad Jenny Doods, agradeciendo a todas las empresas e instituciones comprometidas con la iniciativa el alcalde de la comuna Ramón Bahamonde.

La ceremonia que contó con la participación especial de la Banda Instrumental Municipal, finalizó en el Cerro Philippi donde el Cura Párroco de la Parroquia del Sagrado Corazón de Jesús Tomás Palma procedió a la bendición de las obras de mejoramiento de la Cruz Monumental y a quienes disfruten de este espacio cultural, turístico y recreativo, para posteriormente el alcalde junto a las autoridades presentes proceder a abrir las puertas del cierre perimetral de la cruz como testimonio de que la “Obra Bicentenario” que refuerza nuestra historia colonizadora y nuestra identidad local, esta oficialmente abierta a toda la comunidad

Trabajos

Los trabajos de mejoramiento consideraron en una primera etapa el raspado completo de la Cruz Monumental, para posteriormente bañarla con pintura anticorrosivo, realizar un recubrimiento de la parte exterior de la base, con piedra volcánica.

Posterior a ello se construyó un cierre perimetral en todo el entorno de la obra, al igual que se procedió al cambio total del antiguo sistema de iluminación por potentes focos direccionados a la nueva estructura, los que además resultan mucho más económicos que las antiguas ampolletas.

En el entorno se instalaron bancas, papeleros y obras de jardinería.

El lugar donde se encuentra la Cruz Monumental es el Cerro Phillipi, él que sin lugar a dudas,  es la principal y más extensa área verde urbana de Puerto Varas, constituye un importante lugar de observación de flora y fauna, posee senderos y caminos que permiten acceder a su cumbre, donde se ubica la Cruz Monumental, de 30 m de alto, la cual es iluminada de noche.

Cuenta con un mirador desde donde se aprecia la ciudad, el Lago Llanquihue y los volcanes Osorno y Calbuco

En la comuna de Puerto Varas la zona del Cerro Philippi es  la principal y más extensa área verde urbana de la ciudad por lo que su recuperación es muy importante ya que es hábitat de especies naturales autóctonas de gran valor patrimonial, de aves, insectos, hongos, musgos y líquenes por lo que se busca desarrollar proyectos que logren un claro objetivo de conservación, difusión, recreación, educativos, culturales y de salud, rescatando este emblemático lugar que es el pulmón de la ciudad.

Historia 

En 1951, con motivo de la celebración en nuestra ciudad del Congreso Eucarístico Diocesano, el municipio de Puerto Varas instaló en la cumbre del denominado “Parque Nacional Cerro Phillipi” una Cruz de troncos de aproximadamente 12 metros de altura. Fue la Primera Cruz Monumental, la que lamentablemente se derrumbó producto de un fuerte temporal en 1953. 

Más adelante, y con el decisivo impulso del naciente Club de Leones de Puerto Varas, se levantó una nueva Cruz, con base de hormigón y estructura en madera de Alerce de 21 metros de altura, obra que contó con el asesoramiento técnico del Constructor y Hermano de la Congregación del Verbo Divino, Luis Gorgonio, y con el aporte económico y financiero de los socios del Club de Leones;  más otros benefactores de la ciudad. 
 
Esta segunda Cruz Monumental acompañó e iluminó a nuestra ciudad por el lapso de 26 años, hasta que en 1979 un temporal de junio,  la derribó por falla en uno de sus tirantes. Inmediatamente, el Club de Leones intervino nuevamente con el objetivo de reconstruir la Cruz Monumental y gracias a una potente campaña de recolección de fondos se pudo levantar nuevamente este Monumento.  En esta oportunidad, el diseño y cálculo fueron aportes de los constructores civiles y socios del Club de Leones, Gerardo Ellies y Ricardo Teuber; y del ingeniero civil puertovarino Jorge Kauak; y la construcción de la Tercera y definitiva Cruz Monumental, estuvo a cargo del también socio del Club de Leones de Llanquihue Hugo Sotomayor.