Geólogo advierte peligro para las personas si colapsa columna eruptiva

Ante la insistencia de muchos habitantes y lugareños que no quieren evacuar la zona próxima al complejo volcánico Caulle, en erupción desde el domingo, el geólogo y académico de la Universidad de Santiago de Chile, Michael Dobbs, advirtió que la permanencia en ese lugar es muy peligroso, principalmente por un eventual colapso de la columna eruptiva, que alcanzó los 10 kilómetros de altura.

“Puede generar un flujo pirocláctico donde el gas, objetos y las cenizas bajan por los valles con temperaturas de 700 a 800ºC, y eso es peligroso no sólo por lo tóxico, sino porque mata, quema. Debe haber un monitoreo para, en caso de haber un colapso, tomar las precauciones necesarias”, aseguró el académico de la Usach.

El gobierno ordenó la evacuación de unas 4 mil personas que viven en los alrededores del volcán que no tenía actividad eruptiva desde 1960. Los expertos han respaldado esta decisión del Ejecutivo y justificaron la evacuación masiva debido al peligro inminente para la salud y vida humana.

En esta perspectiva, Michael Dobbs recalcó que la nube de cenizas es altamente tóxica. “Finalmente (la nube) es ácido sulfúrico, la combinación entre dióxido de azufre y agua genera ácido sulfúrico, y es nocivo. También hay flúor y cloro, que son gases complicados”, explicó.

Consultado sobre si hay relación entre la erupción del Caulle y el terremoto del 27 de febrero de 2010, considerando que la última erupción coincidió con el gran terremoto en Chile de 1960, el geólogo no descartó esta posibilidad. “Todo está relacionado. Vamos a tener erupciones de volcanes siempre, un terremoto de las características y magnitud del ocurrido en 2010 tiene una tensión tan grande que puede provocar reacciones de tipo volcánica”.

El experto de la Usach enfatizó en que Chile es uno de los países con mayor cantidad de volcanes activos en el mundo, por lo que la ocurrencia de este tipo de fenómenos deben generar un monitoreo constante de la actividad geológica. “Es parte de nuestra vida, debemos estar atentos y monitorearlos”, concluyó.