Trabajadores de Asociación de Mitilicultores AmiChile certificarán competencias laborales

Después de seis meses de evaluación, cerca de un centenar de trabajadores de empresas  integrantes a la Asociación Gremial de Mitilicultores de Chile (AMICHILE) culminó el proceso de certificación de competencias laborales y el próximo martes 26 de abril recibirán la acreditación respectiva, en la ciudad de Castro, provincia de Chiloé.

Se trata de un esfuerzo realizado por el gremio más representativo de la industria mitilicultora para fortalecer los conocimientos, habilidades y actitudes de los operarios,  y en este caso en particular, de aquellos que laboran en los centros de cultivos y plantas de proceso de choritos de seis empresas participantes, en el marco del proyecto sobre “Certificación de Competencias Laborales en el sector Acuícola”, financiado por Sence y AMICHILE, y asesorado por Guabún Consultores.

Yohana González, gerente de AMICHILE, señaló que esta iniciativa permite promover el desarrollo, la modernización y aumento de la competitividad de la industria mitilicultora, ya que al interior de las empresas este proceso de certificación de competencias laborales, permite detectar las brechas y orientar con mayor facilidad las necesidades de capacitación, lo que beneficia directamente a las empresas y a nuestros trabajadores.

Durante el proceso participaron 104 trabajadores (40 de centros  de cultivo y 64 de plantas de moluscos)  de los cuales 94 obtendrán una certificación de sus competencias laborales, en los perfiles de Operarios de Planta de Moluscos y Operarios de Centros de Cultivos de Moluscos.

Las competencias laborales identifican y precisan los desempeños esperados de un trabajador en una determinada función y son formalizados en perfiles ocupacionales a través de las unidades de competencia laboral.

El enfoque de competencias laborales es una herramienta de gestión poderosa porque identifica los conocimientos, habilidades y conductas que el desarrollo de la mitilicultura requiere de sus trabajadores.  Este enfoque permite mejorar la oferta de capacitación, alineándola con los reales requerimientos de la industria, reconocer las competencias de sus trabajadores independientes de cómo las adquirieron, y aumentar la competitividad y productividad de las empresas a través  de las personas, sus trabajadores.

A partir de estos estándares se desarrollaron los procesos de evaluación para su posterior certificación;  etapa final que se efectuará  en una ceremonia, el martes 26 de abril, a partir de las 20 horas, en la Hostería de Castro.