Cinnamon y Nougat: el dulce sabor del chocolate en manos de dos emprendedoras

Rellenos, macizos, de diversas formas y sabores, ideales hasta para el más exigente de los paladares, son los exquisitos chocolates de dos emprendedoras de la región de Los Lagos, que mediante a su esfuerzo, ingenio y creatividad dieron vida a dos marcas que poco a poco han ido ganando terreno en la región, a través de sus coloridos diseños de sus más finos dulces y chocolates gourmet, perfectos para la celebración de esta semana santa. 

 

Nougat, tradición del buen gusto

Con su casa matriz ubicada en Osorno y con sucursales tanto en Santiago como en Valdivia, “Chocolates Nougat”, surge de la genialidad de Carmen Sotomayor quien, en sus inicios, comenzó junto a su hermana vendiendo algunas de sus dulces creaciones entre sus amigas y conocidas. Al ver la gran aceptación de sus productos decidió seguir avanzando en la puesta en marcha de la empresa familiar que hoy en día es su gran orgullo.

En sus talleres el chocolate toma 100 formas diferentes, que ofrecen diseños sensibles y delicados que enriquecen el alma, la fantasía e incluso nos transportan hasta nuestra infancia envueltos en colores, detalles y formas de exquisito sabor y bouquet. Esta variedad de diseños es posible lograrla gracias a que cuentan con una máquina que permite confeccionar los moldes, cuyas matrices son talladas por artesanos de la zona.

“Cada uno de los chocolates es elaborado a través de recetas propias, con exclusivos insumos minuciosamente seleccionados, muchos de ellos recolectados directamente de los campos que están en los alrededores de Osorno, con esto buscamos complacer a los paladares más exigentes”, explica Carmen Sotomayor.

Gracias a Sercotec y los recursos adquiridos a través del Capital Semilla, no sólo le permitió la implementación de todo lo exigido para la incorporación del sistema de Aseguramiento de Calidad HACCP, (certificación que garantiza la inocuidad con la que se elabora el producto), sino también la incorporación de mano de obra.  Actualmente en la sala y fábrica trabajan 8 personas.

Cinnamon, centrados en sus clientes

Con 13 años de trayectoria, Chocolates y Tortas Artesanales “Cinnamon” se ha transformado en la única chocolatería en Puerto Montt con una gran innovación en sus productos, calidad y excelente atención personalizada, desplegando todo su potencial humano para alcanzar los más efectivos resultados tanto en sus productos como en la atención cordial.

Pamela Paredes, la emprendedora tras la marca “Cinnamon” ha visto como poco a poco ha ido creciendo su chocolatería gracias a la constancia y preocupación que le han puesto a cada detalle. “La idea siempre fue hacer que la chocolatería pareciera la Casa de la Abuelita, un lugar que tuviera rico olor, que fuera un lugar cálido,  donde pudiéramos transmitir calor de hogar y acompañado de cositas dulces”, señala Pamela.

Ubicada en el barrio puertomonttino de Guillermo Gallardo, “Cinnamon” ha ido posicionándose gracias a la iniciativa y visión de esta empresaria, y su equipo de trabajo. Quienes mediante al apoyo de Sercotec han obtenido por ejemplo, Asesorías Empresariales en Información Nutricional y Código de Barras.

Del mismo modo fueron beneficiadas por el programa “Lucas para Emprender” aumentando de este modo el compromiso de estar siempre dispuestos a innovar y responder a las inquietudes de cada uno de sus clientes.