Con marcha fúnebre funcionarios públicos despidieron al “difunto reajuste del 3,7% “

Con la esperanza que aumente el reajuste salarial de miles de trabajadores de servicios públicos en Puerto Montt, unas cuatro mil personas realizaron una simbólica marcha

fúnebre por las principales calles con la muerte del 3,7%.

 

Los gremios tienen fijadas ahora sus expectativas en el Congreso, pues serán los parlamentarios quienes acepten o rechacen el reajuste salarial que el gobierno presentará. En las cinco semanas desde el comienzo de las conversaciones en la mesa del sector Público sólo ha aumentado hasta un 4,2% lo que es rechazado por los trabajadores.

El gran temor por los despidos en muchas de las reparticiones del aparato público y la falta de un protocolo de acuerdo sobre los criterios de despidos y contratación han dejado un gran malestar en los trabajadores quienes no tienen seguridad en su fuente laboral.

La procesión de esta mañana se inicio desde la plaza para avanzar por calle Antonio Varas, Serena, Benavente, Cauquenes, Urmeneta, Paseo Talca Antonio Varas hasta la Plaza.

También marcharon las exoneradas de los servicios publico en época de democracia, compuesta por trabajadoras despedidas,  Mónica Hernández  hizo un llamado a los trabajadores a tomar conciencia de la situación en que están los trabajadores, pues al limitar su fuente laboral por persecución política se limita la democracia.

Los  dirigentes de las 11 asociaciones se manifestaron completamente inconformes con la poca flexibilidad del gobierno para negociar y escuchar las posiciones de los trabajadores, pero satisfechos con la unidad de los gremios, pese a las circunstancias laborales.