Essal interpuso recurso de protección contra constructora por daños en colector en obras del Terminal de Buses

58

La medida presentada ante la Corte de Apelaciones de Puerto Montt busca evitar que nuevos descuidos causen daños a las redes de recolección de aguas servidas

Hace pocos instantes la sanitaria Essal presentó un recurso de protección en contra de la Empresa Constructora SALFACORP S.A. y en contra de Inmobiliaria del Pacífico S.A., para  ordenar la paralización de las obras que se encuentran realizando para el nuevo Terminal de Buses de Puerto Montt, mientras se efectúan las obras tendientes a asegurar que no se repitan nuevas roturas a los sistemas de alcantarillado de la ciudad.

En atención a la gravedad de los hechos denunciados, al elevado riesgo de repetición de los mismos y a la nula atención de las múltiples solicitudes enviadas a la empresa constructora en cuanto a realizar obras de mitigación, es que Essal S.A., aunque entiende la significancia de la obra en construcción y su aporte al desarrollo de la ciudad de Puerto Montt,  ha solicitado que se decrete orden de no innovar por parte de la Corte de Apelaciones de Puerto Montt, con la intención de paralizar las obras hasta que no se garantice de forma satisfactoria que los hechos descritos no se volverán a repetir.

Essal S.A. ha tomado todas las medidas necesarias y ha cumplido con creces todos los protocolos que establece la ley en torno al manejo de las emergencias producidas por la descuidada intervención de la constructora. Incluso en términos precautorios, pues con fecha 7 de septiembre de 2010 se envía carta donde se indica la existencia de redes en el sector donde se realizan los trabajos a fin de que se aseguren los resguardos necesarios. Cabe mencionar que, como indica la normativa vigente,  la responsabilidad por interferencias en nuestras redes originadas en el proceso de construcción, es de entera responsabilidad de quienes se encuentran ejecutando las obras. SalfaCorp S.A. no sólo intervino sin autorización las instalaciones de Essal S.A., sino que, además, hace caso omiso de las solicitudes y restricciones planteadas por la sanitaria para proteger las instalaciones de esta empresa una vez descubiertas con motivo de los trabajos desarrollados.

Es oportuno precisar que con fecha 16 de septiembre, mediante una nueva carta formal, se informa la preocupación por parte de Essal S.A. en cuanto a la forma y procedimientos mediante los cuales se estaban efectuando excavaciones, las cuales estaban dejando el colector de aguas servidas sin protección, con insuficiente soporte de base y expuesto a daños.

Las cartas antes mencionadas se complementaron con varias reuniones con la inmobiliaria y la constructora, oportunidades en las que se indicaron medidas mitigatorias para resguardar la infraestructura de esta empresa, precisamente por la oportuna evaluación de riesgo que nuestros profesionales advirtieron en la obra en cuestión.

Posteriormente, el 20 de octubre de 2010 y luego de insistir reiteradamente en una respuesta, la empresa constructora presentó a Essal S.A. una propuesta de manejo del colector, la cual fue definitivamente rechazada por carecer de los más mínimos elementos técnicos que permitieran mitigar efectivamente el riesgo. En esta oportunidad se solicita a la constructora un replanteo de los métodos y procedimientos de trabajos aledaños al colector y, al mismo tiempo, detener cualquier maniobra en su entorno inmediato. Al término de la semana anterior aún no se recibía respuesta de la empresa constructora.

Finalmente se produjo la emergencia del 6 de noviembre como sumatoria de las medidas no adoptadas por la empresa constructora que contemplaban, según recomendación de Essal, al menos la construcción de un muro protector, viéndose agravado por las condiciones climáticas adversas, que se preveían con anterioridad, situación que fue oportunamente informada por la sanitaria a través de un correo electrónico.

Es preciso señalar que la empresa constructora SALFACORP S.A., como consta, entre otros, en notas de prensa, ha asumido la completa responsabilidad de los accidentes, por lo que no existe duda del origen y la responsabilidad de los infortunados hechos acaecidos y sus consecuencias.

Asimismo, es necesario indicar que en las emergencias producidas por las intervenciones de la constructora, Essal S.A. inició rápidamente los procedimientos establecidos y acordados con las autoridades regulatorias para este tipo de situaciones, en las que, como es de toda lógica, debieron detenerse algunas plantas elevadoras de aguas servidas para realizar la extensa faena de reparación del colector dañado por los trabajos de la empresa constructora. De igual forma, esta sanitaria inició oportuna y diligentemente los protocolos de limpieza y muestreo determinados por las autoridades regulatorias en el entorno de los sitios de descarga de emergencia, lo que ha sido prolijamente realizado y así informado a las mismas.

Sin perjuicio de lo anterior es preciso señalar que la actual administración de Essal S.A. ha reforzado los trabajos para cuidar celosamente el saneamiento de la Bahía de Puerto Montt, trabajo que por más de dos años ha sido compartido y coordinado con las autoridades competentes, entre ellas Directemar, con quienes se han definido estrictos protocolos de actuación en el caso de descargas de emergencia.