Consejo de Rectores acordó que puntaje PSU tendrá vigencia de dos años para postulaciones

Medida, que había sido solicitada por el gobierno, comenzará a regir a partir del proceso de Admisión 2011

El Consejo de Rectores de las Universidades Chilenas (Cruch) accedió hoy a la petición del gobierno respecto de aliviar el estrés que produce en los estudiantes la rendición de la Prueba de Selección Universitaria (PSU) y decidió que el puntaje obtenido tendrá una vigencia de dos años, esto es, para dos procesos de admisión.

“Vamos a responder afirmativamente a la petición hecha por el Presidente Sebastián Piñera y el ministro de Educación Joaquín Lavín, en el sentido que el puntaje de la PSU pueda servir para dos años consecutivos. El Ministerio de Educación y el Consejo de Rectores vamos a seguir afinando esta decisión, para asegurar que ningún estudiante pierda beneficios o ayudas estudiantiles”, informó el vicepresidente ejecutivo del Cruch y rector de la U. de Chile, Víctor Pérez.

La autoridad señaló que a juicio del Cruch, ésta es una buena medida, porque va a permitir que los estudiantes que “por vocación se cambian de carrera, no tengan que dar la PSU nuevamente”.

El rector de la Universidad de Santiago, Juan Manuel Zolezzi comentó que la medida “puede descomprimir” la carga estudiantil y expresó que espera “que aporte a la tranquilidad de los estudiantes”.

“La educación superior no es una prioridad para este país”

La sesión del Consejo de Rectores contó con la participación del jefe de la División de Educación Superior del Mineduc, Juan José Ugarte, quien detalló el Presupuesto 2011 para educación terciaria, el mismo que ya fue cuestionado por el Consorcio de Universidades del Estado ante el Parlamento.

Para el Cruch, este Presupuesto revela que la Educación Superior está siendo postergada, adhiriendo así a la postura que las universidades estatales dieron a conocer ayer. “Según este Presupuesto 2011, la Educación Superior no es una prioridad para este país. Creemos que vía instrumentos de financiamiento, se está imponiendo una política pública sin el debido debate nacional. Abrir convenios de desempeño para universidades distintas al Consejo de Rectores, es imponer una política pública, toda vez que hay universidades que persiguen fines de lucro, que en la práctica se compran y se venden, en que no hay esquemas de calidad”, sostuvo Víctor Pérez.

Los rectores de las 25 universidades tradicionales lamentaron el congelamiento de los recursos para el Fondo Solidario de Crédito Universitario, que a su juicio conlleva al riesgo de dejar a una cohorte completa de estudiantes sin apoyo del Estado.

Si bien consideraron positivo el aumento de recursos para Fondecyt, lamentaron la disminución de fondos regionales en ciencia e innovación y de recursos destinados a la investigación asociativa.

En tanto, el rector Zolezzi, en su calidad de presidente del Consorcio de Universidades Estatales, resaltó el rechazo unánime de los estamentos de esos 16 planteles, al financiamiento público para universidades privadas, el que informó a sus pares del Cruch.

“Hemos rechazado la ampliación hacia otras universidades de recursos públicos, no por un tema ideológico, sino por que consideramos que con eso se profundiza la inequidad en contra de las universidades estatales. Vamos a entrar a competir con instituciones que tienen toda la libertad para operar y nosotros no podemos hacerlo. No avalaremos que se profundice esa inequidad que ha existido durante 28 años”, concluyó.

Por: Mauricio Acuña C.