Corte confirma prisión efectiva contra condenados por tenencia de armas hechizas y de fuego en Puerto Varas

La Corte de Apelaciones de Puerto Montt rechazó el recurso de nulidad interpuesto por la defensa de Luis Millalonco Gallardo, con lo cual quedó a firme la sentencia

que determinó presidio efectivo para el acusado.

Con esta resolución se pone término a este caso, según confirmó el fiscal jefe de Puerto Varas, Naín Lamas Caamaño. Cabe recordar que  Millalonco –también conocido como “El Mula”- fue condenado a la pena de 3 años y un día de presidio por el delito de tenencia de arma hechiza, a dos años y un día de presidio  por tenencia de arma de fuego, y a dos penas de 300 días cada una por amenazas.

En el mismo juicio se condenó también a Miguel Ángel Águila Barrera a 2 años por porte ilegal de arma de fuego y a una pena de 300 días por amenazas. En este caso, también se trata de presidio efectivo.

Con la resolución de la Corte puertomontina, ambos acusados deberán cumplir real y efectivamente las penas impuestas desde que esta sentencia se encuentre firme y ejecutoriada, comenzando por las más graves, sirviéndole de abono todo el tiempo que llevan privados de libertad por esta causa desde el 30 de marzo de 2010, según aparece de los antecedentes de esta causa.

Los hechos

Según fue probado en juicio oral, los hechos en que tuvieron participación Millalonco y Águila, ocurrieron entre enero y marzo de este año. En el primero de estos hechos, Millalonco concurrió en horas de la madrugada hasta un domicilio y golpeó fuertemente la reja del antejardín, y portando un elemento que aparentaba ser una pistola en una de sus manos y una piedra en la otra, apuntaba hacia la vivienda y gritó que mataría a toda la familia.

El segundo hecho visto en el juicio oral ocurrió el 30 de marzo, alrededor de las 07:45 horas, cuando un menor de edad se encontraba en calle San José con San Bernardo de Puerto Varas, esperando locomoción para trasladarse a su colegio, momentos en que fue abordado por los dos acusados quienes colocaron, cada uno, un elemento que aparentaba ser una pistola en la cabeza del menor. Ese mismo día, pero en horas de la tarde, ambos acusados fueron ubicados por personal de Policía de Investigaciones. Ambos mantenían entre sus vestimentas armas de fuego cargadas. También se les encontró un arma de fuego, del tipo escopeta de fabricación artesanal o hechiza. Las armas convencionales que tenían los acusados provenían de un robo ocurrido en Puerto Varas en enero pasado.