Dos autos son los principales premios de la Gran Rifa Gigante de Bomberos en Puerto Montt

63

Cuerpo de Bomberos espera recaudar fondos para costear inversión en equipamiento de última generación para los voluntarios

Veinte premios en total entre los que se encuentran dos automóviles marca Geely CK 1.3 Sedán año 2010, computadores, refrigeradores, televisores, hornos microondas, bicicletas, tiene la tradicional Gran Rifa Gigante del Cuerpo de Bomberos de Puerto Montt los cuales sortearán el 30 de diciembre de 2010 con un valor por número de sólo mil pesos.

El Superintendente de Bomberos Martin Ercoreca Von Bischoffshausen señaló que este año salen 90 mil números a la venta y que existe un compromiso por parte de los voluntarios de venderlos todos, vale decir cada talonario es sin devolución, se necesita recaudar los fondos para costear una inversión que alcanzó aproximadamente 220 millones de pesos en equipamiento de primera línea en seguridad para los voluntarios, con trajes y cascos que cumplen todos los estándares de calidad y que tienen un valor aproximado de 600 mil pesos cada uno, entre casco, chaqueta, pantalón y hacha. Para la compra, el Cuerpo de Bomberos se vio en la necesidad de optar por un crédito bancario de 150 millones de pesos de tal forma de obtener el financiamiento que se espera cubrir en parte con los recursos provenientes de la rifa.

Martín Ercoreca informó que los voluntarios están recorriendo los distintos sectores de la ciudad completamente uniformados, con los talonarios timbrados, recalcando ambos puntos en advertencia que hace unos días desconocidos robaron un casco de bomberos con el cual una persona andaría solicitando aportes monetarios en algunas poblaciones, hecho debidamente informado a carabineros.

El Superintendente de Bomberos agradeció a la empresa Dimarsa que aportó, tal como en años anteriores, con 18 premios más la papelería, y llamó a la comunidad a cooperar con la institución tal como ha sido la tendencia cada vez que llega el momento de ayudar a quienes desinteresadamente y en forma profesional sirven a la comunidad en el momento preciso en que se necesita.

Por: Mauricio Sáez E.