Vicario de la Arquidiócesis de Puerto Montt llamó a cuidar la familia en Tedeum de Fiestas Patrias

85

El Te Deum, con motivo de Fiestas Patrias, se celebra en nuestro país desde 1811, cuando don José Miguel Carrera solicitó a la autoridad eclesiástica de la época

que celebrara una Acción de Gracias para conmemorar el primer aniversario de la Junta Nacional de Gobierno, hecho ocurrido el 18 de septiembre de 1810.

Este año la solemne liturgia fue presidida por el Padre Tulio Soto Manquemilla, Vicario General de la Arquidiócesis de Puerto Montt, ya que el Arzobispo permanece en Santiago desde el mes de julio por motivos de salud.

En su homilía el Padre Tulio Soto destacó «los motivos que tenemos hoy para elevar a Dios una oración de acción de gracias: por la patria y el hermoso lugar donde nos ha tocado vivir, por la riqueza de la tierra y el mar que permiten nuestro sustento, el temple de los pueblos originarios que nos ha marcado un espíritu de perseverancia que nos hace levantarnos una y otra vez a pesar de las dificultades. También dar gracias por el don de la fe, manifestado en múltiples expresiones de arraigada piedad popular y que nos ha permitido formar una patria más fraterna y humana». En este contexto recordó el voto de O`Higgins a la Virgen del Carmen.

El Vicario General llamó además cuidar lo más importante para nuestra sociedad: la familia y en particular a no escatimar esfuerzos y recursos para formar a nuestros jóvenes, no solo para que tengan una profesión sino especialmente para que sean personas dispuestas a servir a sus hermanos.

La ceremonia terminó con la impecable interpretación del Te Deum, por parte del Coro de la Catedral, lo que fue seguido del Himno Nacional, entonado por todos los presentes.