Fidel Espinoza advierte que no habrá espacio para que dueños de minera San Esteban evadan obligaciones

74

El diputado cuestionó que los dueños del yacimiento, donde permanecen atrapados 33 mineros, dijeran que no se presentarán ante comisión investigadora de la Cámara

El diputado socialista Fidel Espinoza calificó como “una vergüenza” la actitud asumida por los dueños de la minera San Esteban, propietaria del yacimiento donde permanecen atrapados 33 mineros desde el 5 de agosto, que declinaron presentarse ante la comisión investigadora de la Cámara de Diputados y estarían evaluando la posibilidad de declarar la quiebra de la empresa.

“Quiero advertir a los dueños de minera San Esteban que ante estos graves hechos no habrá espacio para que evadan sus responsabilidades laborales y penales. La actitud que hemos visto en estos empresarios es una vergüenza nacional que no tiene parámetro”, dijo el parlamentario, quien denunció que el pasado 9 de julio la Dirección del Trabajo emitió un informe advirtiendo que las graves deficiencias de seguridad de la mina ponían en riesgo la vida de los trabajadores.

El parlamentario exigió a las autoridades tomar inmediatamente las precauciones necesarias para evitar que los dueños del yacimiento San José evadan la justicia. “Todo el país está contento por el hecho de que nuestros 33 compatriotas permanecen con vida, pero no podemos olvidar de que aquí hay responsables claros. Esta desgracia no habría ocurrido con una fiscalización adecuada de parte de la autoridad y con un empresariado responsable y respetuoso de la vida de sus trabajadores”, agregó el parlamentario.

En ese marco, el diputado socialista dijo que es impresentable que los representantes de la minera se abstengan de presentarse ante la comisión investigadora de la Cámara de Diputados. “Esto demuestra claramente que no existe intención alguna de dar la cara por lo sucedido. Estas personas hoy sólo están preocupadas de conservar su patrimonio y echar tierra a este asunto”, agregó.

El parlamentario dijo, además, que le preocupa que la tragedia del norte sea vista como una oportunidad de hacer uso político. “Este es un momento de comunión entre los chilenos. No me gusta la idea de que sea una oportunidad  para que nuestras autoridades suban en las encuestas. Por eso me alegro de que este domingo uno de los rescatistas se desmarcara de la orden de no avisarle a las familias que sus seres queridos estaban con vida hasta que llegara el Presidente para dar el aviso oficial”, sostuvo el parlamentario.