Pobreza en la región de Los Lagos supera el 14,2%, Quellón seriamente golpeada con un 25,5%

Las comunas de Quellón, Purranque, Hualaihue y Llanquihue, son las que presentaron las mayores alzas de pobreza por provincia

Un aumento en la población en situación de pobreza en gran parte de las comunas de la región de Los Lagos, reveló la última Encuesta de Caracterización Socioeconómica Nacional (Casen), cuyos resultados fueron difundidos hoy por el Seremi de Planificación, Rodrigo Carrasco.

En relación a este retroceso regional de 2,4 puntos en el combate contra la pobreza, el seremi ratificó que la prioridad del Gobierno es retomar el crecimiento y la creación de empleo.

En este sentido la autoridad detalló que la provincia con mayor número de personas en situación de pobreza es Osorno, con un 15, 3%, seguido por Llanquihue con un 14,4%, Chiloé con un 12,4% y Palena con el 9,4%. 

En tanto las comunas de cada provincia que tuvieron la mayor alza de pobreza, fueron Quellón con el 25,5%, Purranque con el 19%, Llanquihue con el 18,2% y Hualaihué con el 11,1%. 

En relación a la población en situación de indigencia y pobreza según sexo, los resultados arrojan que en la región el 2,12% de la población masculina esta bajo la línea de la indigencia, frente a un 2,88% de mujeres. Mientras que el 11,61% de la población masculina es pobre, y el 11,54% son mujeres, lo que canaliza que la pobreza en la región afecta mayoritariamente al grupo femenino.

Según los resultados de Casen 2009 a nivel regional, se observa una alta desigualdad distributiva y un deterioro en la desigualdad de ingresos respecto de la situación del año 2006. Mientras el 10% de hogares de mayores ingresos ostenta un ingreso mensual de $1.433.100, el quintil más modesto tiene un ingreso mensual familiar de $161.538.

“La última encuesta de Caracterización Socioeconómica (Casen), no sólo mostró que la pobreza aumentó en el país, sino que entre 2006 y 2009 la desigualdad entre los más ricos y los más pobres creció. “Esto se debe a que el ingreso de los sectores más acomodados y los sectores medios aumentó, mientras que el ingreso de los sectores más vulnerables se estancó”, dijo el Seremi. 

De acuerdo a la Casen, la línea de indigencia está fijada en 23.500 pesos mensuales por persona, mientras que la línea de pobreza se sitúa en el doble, unos 47.000 pesos. 

La muestra regional, se efectuó en 5.458 hogares, lo que se traduce en una población de 18.372 personas. Encuesta que fue realizada por la Universidad Alberto Hurtado durante los meses de noviembre y diciembre del año 2009.