Tribunal ordenó incautar doce buses municipales de transporte escolar

La Municipalidad de Puerto Montt recurrirá ante la decisión de la justicia de incautar 12 buses de transporte escolar luego de la querella interpuesta por la Dirección

Nacional de Aduanas respecto de la forma en que las máquinas fueron internadas al país.

 
En ese sentido, el Alcalde Rabindranath Quinteros recibió la noticia con extrañeza, “por eso vamos a recurrir a lo dictaminado por el Juez, porque son dos mil 500 niños diarios que se van a ver afectados”, dijo el edil.
 
Para ello, la Dirección Jurídica del Municipio tomará las acciones correspondientes para revertir la decisión del juez, mediante una presentación al tribunal correspondiente, dado que ni la parte querellante, ni la fiscalía ni las defensas respectivas solicitaron la medida de paralizar el servicio.
 
De hecho, la Dirección de Aduanas en la presentación de la querella solicitó expresamente que se permita la circulación de los buses mientras se tramite la causa.
 
“Me llama profundamente la atención la reacción del Sr. Juez. Tengo acá la querella y Aduanas -que es la querellante- dice: ‘disponer de la incautación de los 12 buses (…) con indicación que se permitirá su circulación mientras se tramita la causa a que de lugar la presente querella’”, puntualizó Quinteros. 
 
El jefe comunal lamentó la medida adoptada por el tribunal que, en la práctica, dejará sin movilización diaria a más de 2500 estudiantes de sectores aislados de la comuna, vulnerando de ese modo su derecho a la educación.
 
Paralelamente, el alcalde instruyó a la Dirección Municipal para que garantice el traslado de los escolares, ya sea a través del arriendo de buses a terceros o mediante la suscripción de convenios con empresas de transportes, mientras se resuelve la incautación de 12 de los buses municipales que prestan hoy el servicio a los escolares.

Internación buses

 
 
“Nosotros siempre hemos dicho que esto está en el rango de una donación. Así siempre se me dijo, desde un comienzo.  Y que el donante lo que sí requería es que los buses salieran de su taller -de su campo de almacenaje- reparados, pintados y evidentemente que tenia que ser así, porque para embarcar los buses por barco había que recorrer de una ciudad a otra (al puerto), llegar a San Antonio y de ahí traerlos para acá.  Y eso es lo que estamos nosotros alegando (como Municipio), pero ellos tienen otra opinión”, detalló el Alcalde porteño.