Formalizan a padre e hijo por homicidio, Defensoría invoca legítima defensa

95

Un padre y su hijo fueron formalizados ayer en la unidad de cirugía del Hospital Base por la muerte de Miguel Miranda Ojeda que presumiblemente junto a otras dos personas habría intentado asaltarlos en el sector El Jardín de Maullín.

José Héctor Hernández Ojeda de 73 años y su hijo José Luis Hernández Gallardo de 25 años enfrentaron en el recinto asistencial la formalización por el delito de homicidio simple que sostuvo la Fiscal del Ministerio Público Ingrid González en presencia de la Jueza de Garantía Jacqueline Oliver y el Defensor Regional Francisco Geisse, quien manifestó que los imputados actuaron en legítima defensa por haber sido víctimas de robo con violencia, argumentando que el fallecido, Miguel Miranda Ojeda (con condenas por homicidio y robo con violencia), junto a otros dos sujetos atacaron a la familia.

Según lo relatado en la audiencia, cerca de las 20.20 horas del sábado José Luis Hernández Gallardo escuchó que silbaban fuera de su casa, ubicada en el sector El Jardín de Maullín. Al salir, tres hombres le pidieron hablar con su padre. El anciano, pequeño agricultor y transportista, salió al encuentro de los extraños, quienes -junto al portón de su casa- le contaron que su vehículo estaba empantanado y le solicitaron ayuda para remolcarlo. Él les dijo que no podía en ese momento, pero sí en la madrugada. Los sujetos le dijeron que esperarían y le pidieron un poco de comida. Ante esto, el agricultor fue a su casa en busca de pan. Cuando regresaba se encontró con los tres individuos dentro de su jardín. Estos se abalanzaron sobre él y lo golpearon en la cabeza con el mango de una pistola.  Su hijo, al ver lo que pasaba, corrió a la cocina, sacó un cuchillo y los enfrentó. Mientras esto ocurría su papá se puso de pié y fue hacia su casa. Uno de los sujetos lo siguió y al entrar se encontró con Diba Gallardo (69) la dueña de casa, a quien golpeó y amenazó. La mujer trató de defenderse con su bastón, mientras su hijo la ayudaba. En ese momento el padre regresó portando un arma. Al ver a su hijo sangrando y herido, disparó contra el sujeto, identificado como Miguel Miranda, quien alcanzó a correr un par de metros y después cayó muerto a la salida de la casa.         

 

La magistrado del tribunal de Letras y Garantía de Maullín, aceptó la petición del Ministerio Público resolviendo dejar a los imputados en arresto domiciliario nocturno mientras se investigan los hechos, medida que durante esta semana será apelada  por los defensores penales públicos de los imputados.

Hasta el Hospital Base de Puerto Montt llegaron vecinos y autoridades locales, quienes manifestaron su apoyo y cariño a la familia de los imputados, quienes resultaron heridos en el asalto del pasado sábado y hoy fueron dados de alta.