El «empleado del mes»: simuló asalto a mano armada para quedarse con recaudación

62

Un crudo relato entregó ante Carabineros a las 15.30 horas de ayer un hombre identificado con las iniciales J.L.LL.C. de 21 años; el joven, empleado del local de respuestos

Cal de Benavente 970, contó a los uniformados que horas antes, alrededor de las 12.30 horas, mientras manejaba la camioneta de la empresa por calle Benavente, detenido en un semáforo, un desconocido a rostro descubierto rompió el vidrio de la puerta del copiloto subiéndose al interior del móvil intimidándolo al parecer – según sus palabras – con un revólver dejándolo en población Mirasol golpeándolo antes con la supuesta arma de fuego por lo que habría perdido el conocimiento despertando antes de las 15 horas.

En ese momento el hombre se dio cuenta que le habían robado la camioneta en cuyo interior iban sobres con dinero en efectivo. Posteriormente el joven de 21 años se trasladó a constatar lesiones al Hospital Base en donde el facultativo diagnosticó «erosión costado derecho en cráneo de carácter leve», informando en ese momento a Carabineros en el recinto asistencial dando cuenta al Fiscal de turno disponiendo que el Servicio de Investigaciones Policiales (SIP) indague los acontecimientos.

Minutos más tarde los funcionarios policiales establecieron que todo lo comentado había sido producto de la imaginación del hombre para ocultar un delito: el joven quebró el vidrio de la camioneta y se golpeó solo en la cabeza sustrayendo el dinero en efectivo que ascendía a más de 700 mil pesos en sobres que estaban guardados en su domicilio. El Ministerio Público ordenó la detención inmediata de J.L.LL.C. por los delitos de hurto agravado y daños, el imputado tiene antecedentes penales anteriores por robo.