Buscan posicionar Chiloé a través de la elaboración de licores con productos autóctonos

35

El uso de bayas silvestres de los bosques nativos, ha hecho que “Licores Myrthus” sea un producto exclusivo de los litorales y montañas costeras de la región de Los Lagos.

 

Los inicios de la empresa se remontan a 2001, cuando su dueño, Sebastiano Cocco, llegó a Ancud, desde Argentina, país en el que vivió algunos años luego de salir de Cerdeña (Italia), su ciudad natal. Fue en Italia donde aprendió  a fabricar licores, conocimiento que aplicó en Chile, transformando la murta, la luma, el arrayán y el calafate en licores espirituosos. 

La línea de productos de Myrthus está integrada por bebidas alcohólicas que se obtienen de manera artesanal, mediante la maceración no-fermentativa en alcohol etílico de 95º de bayas silvestres autóctonas de los bosques nativos del sur de Chile, las cuales le otorgan sabor y aroma.

Lo que hace diferente a estos licores es su elaboración sobre la base específica de bayas silvestres, logrando un producto exclusivo de los bosques litorales y montañas costeras de la Región de Los Lagos y, específicamente, de la isla de Chiloé. De esta manera, se usan los recursos forestales no maderables del bosque nativo para lograr productos sustentables y de alto valor agregado.

Estos licores poseen las propiedades digestivas comunes a todos los licores preparados en base a productos vegetales. Además, las bayas autóctonas con las cuales se preparan cuentan con propiedades antioxidantes, debido a su alto contenido de compuestos fenólicos, que son beneficiosos para el organismo.

Actualmente, “Licores Myrthus” sólo genera ventas locales a nivel nacional y no registra exportaciones debido al alto impuesto de internación de los mercados destino. Las ventas a distribuidores son limitadas y esporádicas, y la mayoría de las veces la comercialización se genera, de manera informal, en ferias de exposición o directamente entre conocidos.

Es así como la estrategia se ha focalizado en una estrategia comercial focalizada en un nicho de mercado específico. El objetivo es centrarse en el segmento de productos gourmet para regalo (gift-food), canalizando las ventas a través de las tiendas de hoteles de la zona sur de Chile.

En el caso de la región de Los Lagos, según cifras del 2008, unos 900 mil turistas la visitan anualmente, aportando a la economía local, más de US$500 millones.