Gobierno llama a utilizar albergues en todo el país ante malas condiciones climáticas

La Ministra Secretaria General de Gobierno, Ena Von Baer, realizó en terreno un balance general del estado de la emergencia y entregó información sobre los albergues que están disponibles a nivel nacional.

“Sabemos que hay muchos chilenos viviendo en carpas y que esas carpas no siempre resisten los embates de la lluvia. Como gobierno nos duele en el alma ver gente que lo está pasando mal. Y estamos trabajando en levantar pronto las viviendas de emergencia que nos faltan para llegar a la meta, que ayer creció a 45 mil. Pero queremos hacer un especial llamado a las personas que están en carpas para que, en caso de nuevas lluvias, se acerquen a los albergues habilitados”, afirmó desde la comuna de Cerro Navia.

La vocera de Gobierno, luego de visitar junto al alcalde de Cerro Navia, Luis Plaza, un albergue con capacidad para más de 50 personas e inspeccionar el estado de avance de 13 mediaguas disponibles para las familias damnificadas de la comuna, aprovechó la ocasión para hacer un llamado a utilizar los albergues disponibles para las familias.    

“Tenemos alrededor de dos mil personas viviendo en carpa. Sin embargo, tenemos habilitados 58 albergues, con todos los implementos para sobrevivir en un día de lluvia. La petición a todos los chilenos es que se vayan a los albergues, comprendemos la preocupación respecto a sus enseres, pero como mamá yo les digo, por favor que usen los albergues. Estos espacios tienen la capacidad de recibir a 5.700 personas y anoche llegaron solamente 300 personas a usarlos”, precisó la ministra.

Respecto al detalle de la emergencia, la ministra Von Baer recalcó que ya se han construido 33.690 viviendas de emergencia en conjunto con el techo para Chile. La meta para el 11 junio de 40 mil viviendas de emergencia aumentó a 45 mil viviendas. El programa “Manos a la obra” ha beneficiado a 23.860 familias, cada una de las cuales ha recibido, en promedio, $134 mil en materiales para reparar sus casas.  En servicios básicos, a la fecha se ha normalizado el 99,8 por ciento del suministro de agua potable urbana. Es decir, sólo un 0,2 % de la población aún se abastece a través de camiones aljibe.

En los sectores rurales, la cifra de normalización asciende a 70,3%. Desde el 11 de marzo a la fecha el gobierno ha distribuido más de 400 mil cajas de alimento para los damnificados en las zonas afectadas. Para ello se ha destinado un monto de más de 5.500 millones de pesos. El trabajo conjunto público-privado ha permitido remover  2,3 millones de metros cúbicos de escombros en más de 50 localidades de las cinco regiones afectadas por el terremoto. La suma equivale a desplazar casi 2,5 veces el volumen del Cerro Santa Lucía.