Austera ceremonia de cambio de mando, 11 de marzo estará marcado por el trabajo en pos de la reconstrucción

47

Ena Von Baer, futura vocera de Gobierno informó que el Presidente electo Sebastián Piñera decidió hacer una sencilla y forma ceremonia de traspaso de mando debido

a las nefastas consecuencias del terremoto y maremoto que afectaron a seis regiones del país. Por ello Piñera orientará sus esfuerzos desde el primer minuto para reconstruir los sectores afectados en medio de un clima de solidaridad y trabajo.



Como ejemplo, Von Baer destacó que los mandatarios extranjeros asistirán sin sus esposas ya que la tarea principal es prestar ayuda a Chile, por ello el almuerzo del 11 de marzo en el Palacio Cerro Castillo será la primera reunión entre Piñera y sus pares. Tras ello Sebastián Piñera visitará con algunos de sus ministros la ciudad de Constitución, una de las más devastadas por el terremoto y tsunami.

Además se descartó realizar el cóctel en La Moneda y la Fiesta Cultural, en su reemplazo, luego del discurso desde el balcón del palacio de Gobierno, el Presidente sostendrá la primera reunión de gabinete para coordinar la reconstrucción nacional. 



Ena Von Baer comentó que la ceremonia en el Congreso se mantendrá con un profundo respeto por el sufrimiento de los chilenos por la tragedia argumentando que «tradicionalmente el traspaso de mando ha sido una fiesta, pero por la situación que esta viviendo el país, hemos querido cambiar el sentido de este día, marcándolo por la reconstrucción nacional y la reconstrucción nacional va a marcar, por lo tanto, el traspaso de mando y vamos a ir cambiando todo el sentido de la ceremonia. Queremos que ese día los chilenos nos vean trabajando por una parte y por otra parte, sientan también la solidaridad tanto internacional como nacional».