Pianista Roberto Bravo confirmó que su ahijado haitiano, Lewis Malebranch, apareció vivo

53

Hace unos minutos atrás, en una conferencia de prensa por una actuación que tendrá la pianista Mahani Teave junto a Roberto Bravo en Puerto Varas, el maestro confirmó que su ahijado musical,

el joven Haitiano de 22 años, Lewis Malebranch, apareció vivo y en buen estado de salud en la nación azotada por un terremoto la semana pasada. Bravo ofreció un concierto el sábado en Santiago y dará otro el 27 de enero con Mahani Teave, pianista pascuense, para juntar fondos e ir en ayuda de los afectados.

Roberto Bravo manifestó su tranquilidad y respiró aliviado cuando indicó que «hemos encontrado a Lewis, nuestro colega, querido amigo haitiano que apareció vivo hoy día en la mañana, creo que el concierto de hoy y mañana vamos a dedicarlo a esa noticia alegre». Agregó que a través de su hermana en Estados Unidos está haciendo el contacto para sacarlo de Haití.

«He llorado harto esta mañana, pero de alegría», confidenció. Luego contó la historia de cómo conoció a Lewis Malebranch, «Lo conocí en el 2005, cuando fuí a tocar para las tropas chilenas de Naciones Unidas, encontré a Lewis allá, en la mañana lo escuché tocar, lo invité a tocar en lo noche conmigo. El profesor de él, terminado el concierto, me dijo ‘por favor, sáquelo de aquí’, era un momento muy peligroso… ahora no es peligroso, es mortal».

Bravo siguió contando que: «Lewis salió a los dos meses en un avión FACH, fue becado tanto por el Ejército, Aviación y la Universidad Mayor que le dio la beca para hacer sus estudios de piano y Pedagogía en Música. A Lewis le falta un año para terminar su carrera… se deseo era y sigue siendo, supongo, regresar a Haití a enseñarle a otros niños. Lo que hay que hacer ahora es reconstruir la escuela, sacarlo de allá junto a su familia, en eso estamos hoy día».

Adelantó que la idea es que Lewis y su familia puedan acercarse a la embajada de Chile en Haití, donde se harán las gestiones para traerlos a Chile en el próximo vuelo de la Fuerza Aérea.

Por: Mauricio Sáez E.