Decreto protege ríos Petrohué y Cochamó por eventuales daños al ecosistema

42

Mediante una modificación al Código de Aguas, en el año 2005 se estableció que por causas especiales el Ejecutivo, en función delegada al ministro de Obras Públicas puede limitar el otorgamiento de derechos de agua para uso no consuntivo por razones de interés nacional. La norma se aplica ahora a los cauces de los ríos Petrohué y Cochamó ante la alarma que generó una serie de solicitudes de derechos de aprovechamiento de aguas no consuntivo (utilización sobre la propia corriente del río) que normalmente se puede usar, por ejemplo, para la generación de energía.

Hasta el Parque Nacional Vicente Pérez Rosales, que recibe más de 230 mil turistas por año, el ministro de Obras Públicas Sergio Bitar, llegó para firmar el documento que decreta como zona de reserva de agua a los ríos Petrohué y Cochamó. Al respecto Bitar expresó que «estamos dando un paso histórico, ahora se deniega parcialmente el otorgamiento de derechos para uso no consuntivo en las cuencas del Petrohué y el Cochamó, que tenemos que cuidar para el desarrollo local, el ecoturismo que puede traer mucho más riqueza que cualquier otro uso y además genera empleo local, más emprendimiento pequeño en la zona y cuida la naturaleza»

También adelantó Bitar dos iniciativas que mejorarán la legislación de Aguas. La primera fue aprobada recientemente y en ella se niega el otorgamiento a nuevos derechos de aprovechamiento de aguas para cuencas saturadas, especialmente en el norte de Chile «ahí hemos limitado no dar más derechos de agua que no hay, porque es falsear la realidad y agudizar más los problemas», expresó el ministro.

La segunda norma es una propuesta de reforma constitucional que busca consagrar el agua como bien nacional de uso público «señala que la ley debe regular todos los aspectos relacionados con la inscripción de los registros, la constitución de los derechos, las transferencias, las ventas, la pérdida de derechos y la caducidad». Con esto se busca proteger los glaciares, como agua en estado sólido. «Chile necesita una nueva legislación, la Constitución chilena es muy privatista en esta materia del agua», finalizó el titular de Obras Públicas.

Por: Mauricio Sáez E.

Foto: Luis Pérez Godoy