Diputados Socialistas y asistentes de la educación exigen al gobierno mejoras laborales

43

La bancada de diputados PS abogó hoy por el  establecimiento de una mesa de diálogo entre el Ejecutivo y las organizaciones nacionales de Asistentes de la Educación (auxiliares y paradocentes), quienes piden una rápida respuesta a la propuesta que presentaron de mejoras laborales.

Acompañados por los parlamentarios socialistas Marcelo Díaz y Fidel Espinoza, los asistentes de la educación hicieron un llamado al Ejecutivo, particularmente al Ministerio de Hacienda, a abrirse a la posibilidad de acoger el petitorio que emanó de una mesa de diálogo que por tres meses mantuvieron con la subsecretaría de Educación.

La aspiración del sector es la entrega de un bono especial, ajustado a la Ley 19.464 de un mínimo de $50.000, reajustable por la ley del sector público, y que hasta ahora tiene un carácter transitorio y no es del mismo monto en todas las comunas del país.

Asimismo, solicitan el mejoramiento del incentivo al retiro, que a su juicio debe ser permanente y de un monto superior, porque hay un  sector importante de asistentes de la Educación que tiene tienen cumplida la edad para jubilar.

“No queremos que haya otro paro en la educación pública y, por lo tanto, hacemos un llamado al gobierno a restablecer una mesa de diálogo con el Consejo de Asistentes de la Educación. Son más de 70 mil trabajadores de todo Chile que hoy viven bajo condiciones precarias…”, señaló Espinoza

En tanto, Arturo Escarez, presidente de los Asistentes de la Educación, hizo un llamado a la Presidenta que instruya al  ministerio para que se cumplan los compromisos que se firmaron con nosotros. “No queremos tener otra deuda histórica…”, dijo.

En la misma línea el diputado Díaz planteó que “Chile requiere una revolución muy profunda de su sistema educativo, particularmente de las remuneraciones que se pagan en la educación, especialmente en la educación pública”. 

Piso de sueldo

En tanto, que una de las demandas más importantes planteadas por el sector es el establecimiento de un piso de sueldo para los asistentes de la educación, pues –según explican- existen diferencias apreciables entre los municipios.

Así, ellos plantean que  se establezca un monto de $450 mil para los profesionales Asistentes de la Educación (Fonoaudiólogos, Asistentes Sociales, Kinesiólogos, otros) y de $350 mil para los paradocentes de nivel técnico.

También abogan por el acceso de los funcionarios de la administración central, DEM,  DAEM o Corporaciones Municipales a los beneficios de la ley 19.464,que establece aumento de remuneraciones para el personal no docente.

“La no inclusión de estos funcionarios en los beneficios de la Ley 19.464.- constituye una odiosa discriminación, porque  son  trabajadores del  mismo sistema educacional y el financiamiento de sus remuneraciones  tiene el mismo origen, la subvención escolar”, sostiene un protocolo firmado por los gremios del sector.