Chaitén no ha muerto, se reconstruye culturalmente con el trabajo de sus habitantes

50

Nació en Puerto Montt, se fué a Chaitén el año 1982, volvió obligada por la furia del volcán en el mes de mayo del 2008, tal como lo hicieron otras cinco mil personas, pero ella ha ayudado a reconstruir Chaitén, no materialmente pero si culturalmente, se llama María Eva Nallar y es una de las alumnas destacadas de los cursos que el Consejo de la Cultura impartió para los Chaiteninos, plan que originalmente estaba pensado hacer el año pasado en la comuna pero la naturaleza dijo otra cosa.

La señora María Eva demostró toda la fuerza del Chaitenino, ante los duros momentos vividos que incluyeron la repentina salida de la ciudad «con lo puesto», la pérdida de todo y la dolorosa muerte de su esposo el 11 de septiembre de 2008 a raíz de un cáncer, se sobrepuso y recordando su trabajo de dirigente social se motivó a levantarse nuevamente. Tomó tres talleres del programa «Creando Chaitén», en Historia, Fotografía y Pintura. Su profesor de Fotografía, Mario Mendoza, la alabó y destacó las ganas de aprender de María Eva que, pese a no tener cámara, se las ingenió para conseguir una y aprender, incluso toma fotos con su celular, tiene de fondo de pantalla la imagen de su padre de 94 años de edad que vive junto a ella en Puerto Montt. Además escribió parte de la historia de Chaitén viejo que se plasmará junto a otros relatos en un libro.
 
Nelson Bahamonde, Director Regional del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, se mostró contento con la exposición de los productos creados por el programa «Creando Chaitén», «es una satisfacción ver los objetivos cumplidos y que todavía queda tiempo para seguir trabajando y para que los Chaiteninos aprovechen esta oportunidad, ha sido un programa itinerante que emociona porque en más de un año de trabajo en distintos lugares hemos terminado llorando junto con los Chaiteninos porque para ellos las reuniones han sido de profunda emoción, que vieron de la noche a la mañana cómo su proyecto de vida cambió y hoy están dispersos por la región y el programa ha servido para unirlos», comentó.

El cierre de las actividades se hará en el mes de junio de 2010, uno de los objetivos del Consejo de la Cultura – como expresó Bahamonde – es dejar funcionando un comité artístico – cultural que ayudará a fortalecer la nueva vida de los Chaiteninos.

Por: Mauricio Sáez E.