Comunidad indígena revela muerte de corderos en sitio aledaño a salmonera

Molestos ante las fotografías que constatan la denuncia de la comunidad Indígena Pepiukelen, de Pargua, sobre 13 corderos muertos en sitio cercano a salmonera de Agrosuper, se manifestaron el Senador Alejandro Navarro y el candidato a diputado por Puerto Montt, Jorge Cumming, quienes solicitaron a la Corema de la X región, “ponerse las pilas, pues han fiscalizado muy mal el funcionamiento de la empresa”, comentó el legislador.  

Denunciaron que la empresa “Los Fiordos”, de desechos del salmón, y ligada al holding Agrosuper “es a la única que puede calificarse de responsable de estos eventos, pues se encuentra a solo 30 metros de la comunidad indígena, contaminándola con malos olores, desechos, riles, y ahora con pellets de veneno para ratas”.


Cumming, argumentó que “en Julio de 2009, un cordero nació muerto, otros dos hubo que sacárselos a sus madres del interior, también sin vida; luego otros dos fueron abortados también muertos, a dos días de la fecha del parto. Sumados a los 8 que han muerto esta semana, que eran  sobrevivientes de la ola de muertes del mes de julio, son 13 corderos muertos en total”.

“La comunidad se encuentra empobrecida-continuó Cumming- ha perdido el sustento para este periodo de fin de año y el verano. Son 50.000 pesos promedio por cordero, directamente a pérdida. Para colmo de males el resto de la produccion ovina, aproximadamente 28 o 29 corderos, corren el mismo riesgo de muerte ya que están todos decaídos. Esto constituiría una emergencia y daría sin dudas lugar a responsables materiales si los afectados no fueran mapuches”.

Navarro, por su parte, expresó que “el 6 de octubre de este año, el SAG fue a tomar muestra, y pidieron un cordero entero, y rechazaron las biopsias hechas por un técnico agrícola quien encontró pellet de veneno para ratas en el cuerpo de los animales. La verdad es que todo indica que para los mapuches las instituciones no funcionan”.

Advirtió que “En la comunidad indígena viven niños pequeños, la menor de ellas sólo tiene dos años y tres meses, ya camina juega por el mismo lugar donde han sido envenenados los ovinos, razon por la cual tiene que estar acompañada constantemente por el peligro de ingesta. Asimismo, la comunidad cree que están tirando el veneno intencionalmente, pues por norma el veneno debe ponerse en trampas de carcaza plástica y es practicamente imposible que la hayan sacado los ratones o pájaros, o que los propios corderos lo hayan sacado de ahí. Todo parece indicar que es estamos ante un excedente de pellets dispuesto con vulneración de normas ambientales”.

Acusó inoperancia de la Corema región de Los Lagos, tras constantes denuncias por infracciones de la empresa Los Fiordos ” en enero denunciamos a la Corema, con fotografías y videos, un vertimiento ilegal de agua contaminada con sangre, y nos respondieron que eran aguas lluvias. Dos semanas más tarde, el 25 de enero denunciamos el vertimiento de sardinas muertas al río, y el Capitán de Puerto señaló que eran sardinas varadas, cuando eran de proceso. Por eso hablamos de complicidad de la Corema, pues no ha concluido nada; para ellos todo está bien. Ahora seguro van a decir que la muerte de los 13 corderos es por causas naturales”.

El parlamentario argumentó que “el 08 de abril de este año la comunidad denunció el Incendio de un contenedor con productos químicos en una zona colindante entre la empresa y comunidad indígena, y no se hizo nada. Hay un informe de 7 de septiembre en el que el Intendente Sergio Galilea, y Macarena Gamboa, Directora Regional de CONAMA, se quejan por el lenguaje agresivo de la carta de denuncia de la comunidad. Nos parece una burla que ellos señalen eso después de todo lo que ha sufrido la comunidad. La Corema sigue señalando que la empresa ha cumplido cabalmente el RCA”.

El senador recordó que “3 chanchos de la Comunidad ya murieron entre 2003 y 2004, y otros vecinos también sufrieron la muerte de al menos 7 chanchos, pero no hicieron la denuncia. La empresa suele utilizar fines de semanas largos o días domingos para contaminar. La Corema, en tanto, utiliza todos los días para no fiscalizar o fiscalizar a medias, o sin resultados”.