Madres abusadas laboralmente, fueron acogidas en la Catedral

38

14 madres exoneradas de la quebrada Pesquera Sacho fueron acogidas anoche con sus pequeños hijos en la Catedral de Puerto Montt para capear el intenso frío y la lluvia de anoche. 


 

La vocera de las exoneradas, Clara López, comentó:

“Somos 14 madres que hemos visto vulnerados nuestros derechos laborales sin que ningún organismo gubernamental nos proteja o ayude. Estamos sin sueldo desde mayo. Pesquera Sacho no nos ha pagado las cotizaciones previsionales – por lo que no tenemos derecho a ayuda -  nos deben los sueldos desde mayo, no hemos siquiera recibido los bonos prometidos por la Presidenta, no nos han pagado los prenatales ni postnatales.”

“Estamos virtualmente en la calle, debiendo casi un año de arriendo en muchos casos, sin alimentos para nuestros hijos, soportando el frío de la noche. 

Bajo el Manto de la Virgen 

Anoche, llegaron a suplicar albergue a la Catedral, donde fueron acogidas. El sacerdote a cargo les proporcionó un lugar cerca del altar, bajo la estatua de la  Virgen y les facilitó un calefactor para abrigar a sus pequeños hijos.

Clara López continuó: “Cerca de las 10 de la noche se presentó en la Catedral el gobernador Oscar Valenzuela para enterarse de la situación de estas sufridas madres quienes intentaban abrigar a sus pequeños hijos.” 

Chantaje oficial 

“El gobernador Valenzuela nos ofreció colchonetas, frazadas, leche, pañales, alimentos a cambio de que abandonáramos la Catedral, pero esta ayuda jamás llegó porque no teníamos dónde ir. Fue un sucio chantaje oficial,” dijo indignada la dirigenta.

 “El gobernador nos ofreció $120.000 para buscar alojamiento, pero cualquier persona con dos dedos de frente sabe que con $120,000  no solucionamos nada. Si hubiésemos estado a semanas de las elecciones, de seguro que habríamos recibido una ayuda verdadera,” dijo indignada.

“Lamentablemente parece que el buen sacerdote que nos acogió ha recibido algún tipo de presión, porque nos dijo que debemos irnos hoy. Muchas no tenemos dónde pasar la noche con nuestros pequeños hijos, hecho que parece no inmutar o sensibilizar a este representante de la Presidenta. Entonces…¿Qué haremos? 

Caso desgarrador 

Yanina Cumigual es una de las extrabajadores de Pesquera Sacho que ha sufrido el  total despojo de sus derechos laborales.

Contó su desgarrador relato: “Soy madre de dos hijos, la menor de sólo 10 meses de edad. Con mi bebé he llevado a cuestas una gran cruz,” explicó.

“Mi pequeña  nació con malrotación intestinal, debiendo ser operada a los dos días de vida. Sufrió convulsiones, desnutrición ye intolerancia lactosa, entre otros problemas. Estuvo hospitalizada por seis meses y debía alimentarse con una leche especial -  que costaba $27.000 el tarro de 400 gramos -  y es un milagro que aún esté con vida.”

“No recibí ninguna ayuda de Pesquera Sacho y como tampoco la empresa  había efectuado las cotizaciones previsionales legales, no tuve derecho a nada. Ni a prenatal o postnatal, a subsidios o bonos gubernamentales , a los bonos ofrecidos por la Presidenta Bachelet, ni a nada. Quedé en total desamparo y me siento defraudada por la actitud de los funcionarios gubernamentales, desde el gobernador Valenzuela para abajo. Son unos pájaros oportunistas que andan buscando votos y no les importa el drama de las víctimas de los inescrupulosos empresarios abusadores.”

“Unos malditos  empresarios extranjeros – los coreanos Yin Sang Song y su hijo Kee Chang Song, – se burlan de nosotras – con la protección de las autoridades laborales y de gobierno.”

“Si tenemos una Inspección del Trabajo, ¿Por qué sus funcionarios no cumplen su trabajo, por el que les pagan suculentos sueldos? Sin embargo se venden a los capitales extranjeros, encubiertos por inescrupulosos síndicos de quiebra que están más preocupados de “la mascada” que de los dramas de los trabajadores.”

 “Gracias a la Iglesia Católica tuvimos un techo anoche, pero parece que ciertas autoridades han presionado a la Iglesia para que nos echen a la calle esta noche. ¿Qué vamos a hacer ahora?”

“Sólo nos resta rogar a Dios que no nos abandone como lo ha hecho el Gobierno hasta ahora,” concluyó en su desgarradora explicación esta joven madre.”

Por: Peter Neilson.

Foto: Luis Pérez Godoy.