Diputada Turres devela informe del año 2003 que menciona riesgos de enfermedades contagiosas en salmones

33

Un informe, conocido por autoridades de Gobierno y empresarios, del mes de junio del año 2003, elaborado por la Universidad de Chile e Intesal y solicitado por el Fondo de Investigación Pesquera (FIP) presenta conclusiones que delatan el el inminente riesgo, ya en esa fecha, de introducir enfermedades infectocontagiosas en salmones a través de la importación de ovas, desde el año 1984, principalmente desde Noruega además de Escocia.

La diputada Marisol Turres detalló que en el extenso documento se indica que el riesgo de contraer virus ISA «es mayor en cada momento y por eso recomiendan cesar la importación de ovas». Apuntó los dardos a Felipe Sandoval, en aquel entonces Subsecretario de Pesca y presidente del Fondo de Investigación Pesquera (entidad que solicitó el informe), «por eso es innegable que el Gobierno tomó conocimiento de este informe y del riesgo que existía al estar importando ovas sobre todo desde Noruega».

La parlamentaria agregó que «uno se pregunta qué hizo el Gobierno con esta información, la respuesta es nada porque seguimos hasta el año pasado con que solamente el 5% de las ovas era analizado y de repente lo hacía hasta Carabineros».

Solicitará al Ministerio Público que sea citado Felipe Sandoval junto a otros miembros del FIP y de Gobierno del año 2003, para saber qué medidas adoptaron cuando tuvieron conocimiento del informe y cuáles fueron sus conclusiones.

Dentro del informe, las entidades que lo elaboraron definieron que «se debe recordar que Chile, de tiempo en tiempo, sufrirá las consecuencias de la introducción y establecimiento de enfermedades en especies salmonídeas, esto amerita que los sistemas de alerta temprana y respuesta oportuna deben estar activados permanentemente junto a las medidas más adecuadas para reducir el riesgo, probabilidad y consecuencias de enfermedades en especies acuáticas».

En otro párrafo indica que «no obstante la importancia económica y productiva de la importación de ovas, es altalmente probable por el volúmen de ovas importadas, que ésta haya sido la fuente de ingreso de enfermedades exóticas que no existian en el país como BKD, SRS e IPN, entre otras».

Por último Turres sostuvo que existe responsabilidad compartida entre la industria que importaba ovas y las autoridades, por insuficiente control fitosanitario.

Por: Mauricio Sáez E.