María Huenante: «Mi madre murió sin saber dónde está su nieto»

53

Impotencia es el sentimiento que afecta a María Huenante, al cumplirse cuatro años desde la desaparición de su sobrino José Huenante de entonces 16 años, circunstancia aún no aclarada y por el cual se mantienen investigados tres efectivos de Carabineros desvinculados de la Institución por su presunta participación en los hechos que motivaron que José no fuera visto nunca más desde la madrugada del 2 de septiembre de 2005. La fiscalía, al mando del abogado Sergio Coronado, tiene plazo hasta el lunes 21 de septiembre para presentar acusación la que podría pasar desde la figura de sustracción de menor a una de detención ilegal.


Ayer, frente a la Corte de Apelaciones de Puerto Montt, María Huenante junto a vecinos, familiares y con el apoyo de Eric Vargas, lonko huilliche, realizaron una protesta pacífica con recolección de firmas para que el caso no se cierre.

«Quiero que ellos (los carabineros investigados) hablen y que digan dónde lo dejaron, ojalá le tiraran hartos años de cárcel, mi sobrino no era ningún delincuente, nunca estuvo detenido», manifestó María Huenante. Piden que se haga justicia y anuncian que, de ser necesario, hablarán con la Presidenta. Se mostró conforme con las diligencias del fiscal Coronado y de su abogado Luis Correa Bluas.

«En este tiempo no he estado bien, lo único que quiero es que aparezca, antes yo salía con él (José) para las fiestas, para el año nuevo… ibamos donde mi mamá (abuela de José, fallecida el 9 de agosto), que murió sin saber dónde está su nieto, es lo que más recuerdo de mi mamá… lo buscamos por todos lados, ella tenía una esperanza de encontrarlo», indicó visiblemente emocionada María Huenante.

Por: Mauricio Sáez E.