Viviendas de constructora Fourcade con serios problemas estructurales

El diputado Patricio Vallespín denunció nuevamente a la empresa constructora Fourcade (actual Aconcagua), por las “inaceptables fallas con las que entregó viviendas hace dos años en Altos de Tenglo y Valle Volcanes, avaluadas en 30 a 35 millones de pesos, perjudicando a gente de trabajo y de clase media”.

Con fotografías en mano y acompañado de los propietarios afectados, Vallespín sostuvo que las casas tienen problemas de humedad incontrolables, y que a pesar de las intervenciones que ha hecho la empresa durante estos dos años, no han sido resueltos.

“No estamos hablando de casos aislados ni de problemas puntuales, aquí son más de 40 familias afectadas que conviven hace 2 años con hongos, mosquitos y moho” afirmó el diputado, y enumeró, entre otras falencias: radieres agrietados; paredes partidas, fisuradas o con hoyos; baños trizados; mala condensación y filtraciones.

El legislador agregó que la mala condición de las casas ha perjudicado la calidad de vida de los vecinos, afectando la salud y las relaciones familiares de muchos de ellos. “Cada vez que la constructora intervino las casas -en algunos casos hasta por 9 meses-, los afectados debieron hacinarse en dormitorios, porque no se les ofrecieron alojamientos alternativos y a pesar de ello, los problemas subsisten”, indicó Vallespín.

A pesar de las constantes solicitudes para que la empresa se haga cargo de resolver las falencias en las viviendas, Fourcade no ha respondido a las demandas de los vecinos, según manifestó el parlamentario- y por el contrario, han incumplido compromisos adquiridos incluso para soluciones parche.

Vallespín indicó que aquí se ha faltado a la normativa vigente y de ello alguien tiene que responder. “El servicio de post venta de Fourcade es casi inexistente y una vez más están siendo perjudicadas gentes de trabajo, que con esfuerzo compraron sus casas”.

Berta Vega, una de las afectadas por esta situación, explicó que durante 2 años ha batallado con Fourcade para resolver el problema que le afecta junto a más de 40 familias, exigiendo que le devuelvan el dinero invertido en adquirir su casa, por que, a su juicio, los problemas estructurales de su vivienda no tienen solución.

Vega, indicó que ha visto como su hija -afectada por una cardiopatía congénita- ha estado en serio riesgo de salud, además de las serias complicaciones que como familia han debido afrontar.

Patricio Vallespín, recordó que “la casa propia es la aspiración más importante en la vida de una familia y para ello, estas familias han invertido recursos y han adquirido créditos por casa de 30 a 35 millones de pesos, que hoy son casas de nylon”.

Finalmente, el parlamentario indicó que recurrirá al Sernac para que tome cartas en el asunto y acompañará la demanda colectiva que presentarán los afectados, para que, en definitiva, se haga justicia a gente de esfuerzo de nuestra zona. “Si las casas no se pueden arreglar, entonces lo que corresponde es la devolución de los dineros y punto”, aseveró Vallespín.