Proyecto de ley busca facilitar asistencia de padres a reuniones de apoderados

50

Se trata de una modificación al Código del Trabajo para fomentar la participación de los padres en el proceso educativo de sus hijos,  evitando , entre otras situaciones, casos de bullying como los denunciados en la semana.


 

 

Lamentando los nuevos casos de bullying denunciados en el país, los diputados de la Democracia Cristiana ingresaron un proyecto de ley que podría colaborar sustancialmente en aumentar la participación de los padres en el proceso educativo, generando a juicio de la bancada, “un compromiso mayor de las familias en la educación de sus hijos”.

 

Se trata de una modificación al Código del Trabajo, impulsada por el diputado DC Patricio Vallespín, que autorice a los trabajadores a retirarse anticipadamente del trabajo a fin de que puedan asistir a las reuniones de padres. “Puede parecer menor, pero no lo es, ya que la verdad es que una gran cantidad de padres quisiera asistir a las reuniones y participar activamente en ellas, pero laboralmente se ven impedidos”.

 

Vallespín manifestó su preocupación por las situaciones de violencia que se han registrado en algunos establecimientos educacionales, agregando que “en la lucha contra el bullying debemos participar todos y así como los colegios tienen una responsabilidad clave, los padres también; por ello, todas las iniciativas que apunten a un trabajo en conjunto en pro de un mejor proceso educativo, con principios y valores, es fundamental. No queremos tener la excusa de que los apoderados no van a las reuniones porque no pueden”.

 

Por lo anterior, agregó, el artículo único que considera la iniciativa ingresada, señala que “el empleador deberá conceder permiso a los trabajadores cuyos hijos se encuentren en edad escolar para retirarse antes del término de su jornada laboral, con el objeto de que asistan a las respectivas reuniones apoderados. Este derecho podrá ejercerse sesenta minutos antes de la hora de citación a la mencionada reunión, la que deberá acreditarse debidamente si así lo exigiere el empleador.”

 

Sobre el tiempo no trabajado,  explicó que “deberá ser sustituido por el trabajador mediante el pacto de horas extraordinarias o a través de cualquier forma que convengan libremente las partes.»

 

El proyecto se fundamenta en la Convención sobre los Derechos del Niño, ley de la República, y recuerda que “uno de los pilares de la educación es la comunicación entre los miembros de la llamada comunidad educativa. Comunicación que se da primordialmente en las reuniones de padres y apoderados realizadas regularmente por los establecimientos educacionales.”.