Con alegría vecinos visitaron el avance de las obras que ayudan a mejorar el barrio

35

Con la presencia del Secretario Regional Ministerial de Vivienda y Urbanismo, José Luis Queipul Vidal, se realizó el recorrido por dos obras que se están construyendo en el barrio Mirasol Padre Hurtado, bajo el alero del programa de recuperación de barrios “Quiero mi Barrio” 

Unos 25 vecinos que vencieron el intenso frío que se sintió en la mañana de ayer viernes, fueron acompañados por el Secretario Regional Ministerial de Vivienda y Urbanismo, José Luis Queipul Vidal, en  la inspección en terreno de los avances que presenta la construcción de la sede social de la población Padre Hurtado y la repavimentación y construcción del recolector de aguas lluvias en Av. La Cruz, obras que están insertas en el programa “Quiero mi Barrio” 

«No esperábamos que los avances fueran tan rápidos, tanto en Avenida La Cruz como en la Sede. Estamos contentos, los vecinos están más entusiasmados que nunca». Con estas palabras expresaba su alegría Margarita Montiel, Presidenta del Consejo Vecinal de Desarrollo de Mirasol Padre Hurtado, por lo progresado a la fecha. 

Quien también se mostró contento fue el SEREMI de de Vivienda y Urbanismo, José  Luis Queipul Vidal, quien comentó que «estamos impresionados por la sede, por cómo va avanzando, al igual que las obras de Avenida La Cruz. Esto demuestra que estamos preocupados, atentos y en terreno.” 

En la visita, los participantes observaron que la sede social ya está en un 95% avanzada, teniendo como fecha tentativa de entrega los últimos días de agosto. La construcción incluye el mejoramiento y ampliación del salón multiuso, de la cocina y del hall de acceso, revestimiento exterior y cubierta para toda la sede social, pinturas en hall de acceso, además de la pintura exterior ampliando la superficie desde los 77.25 m2 hasta los 129.12 m2, teniendo como fecha de término el 30 de agosto. 

Mientras que Avenida la Cruz tiene fecha de entrega en febrero del próximo año y su ejecución consiste en la construcción del sistema de aguas lluvias con colectores en toda la avenida, y repavimentación entre los tramos Los Lagos y calle Camilo Henríquez con una longitud de 700 metros lineales, aproximadamente. Su inversión es de 182 millones de  pesos.  

Barrio Mirasol-Padre Hurtado se encuentra en Fase II de la intervención del Programa Quiero Mi Barrio, que implica la ejecución del Plan de Gestión de Obras que contempla una cartera de 16 proyectos y que en total suman 1.800 millones de pesos. De ellas, 5 se encuentran terminadas, 3 en ejecución, 2 con diseño terminado y 5 en etapa de diseño.  En forma paralela, se lleva a cabo el Plan de Gestión Social, cuyo fin es complementar el trabajo de la comunidad con la recuperación de sus espacios públicos.