Superintendenta de Servicios Sanitarios: «La situación de ESSAL nos preocupa»

52

Magaly Espinosa, Superintendenta de Servicios Sanitarios (SISS) Nacional recorrió la región observando terreno las problemáticas y nivel de satisfacción de los clientes con respecto a la sanitaria. En su visita accedió a una entrevista con los dirigentes sindicales de Essal de ambos sindicatos, SIPROSAN y SITTPESSAL, en la que manifestó su preocupación  por los bajos niveles de inversión de la sanitaria.

Junto a José Luis Szczaranski, Jefe de la división de concesiones,  Sergio Rivera, Jefe de fiscalización nacional, y el jefe de la oficina de la región, Juan Ancapán, la comitiva recorrió Chiloé y localidades de la comuna durante la semana pasada, “la experiencia nos indica que cuando salimos a terreno y nos entrevistamos con autoridades y juntas de vecinos captamos muchas problemáticas que de otra manera se nos hacen invisibles”, comentó Espinosa.

Las preocupaciones de los sindicatos tienen puntos en común con la SISS,  pero cada uno en su ámbito de competencia, Guillermo Fuentes dirigente de Siprosan, conversó sobre los problemas en Panguipulli, pues los trabajadores son la cara visible de la empresa y quienes reciben los reclamos de los usuarios por el servicio, ante lo cual Espinosa resaltó que ese problema se esta trabajando y un equipo de Santiago del SISS previamente viajó para ver ese tema, descartando criticas de parte de la SISS al ámbito laboral de la empresa.

Un punto importante para trabajadores y usuarios es la baja de horas en atención de clientes en las localidades. Essal posee más de 170 mil clientes en la región de los Ríos y los Lagos, en total 33 localidades, las cuales tenían atención al cliente los cinco días a la semana y hoy cinco centros de atención fueron reducidas sus horas a sólo dos días, lo que para la empresa es la aplicación eficiente de la tarifa.

José Pacheco, presidente del Sindicato de Trabajadores Técnicos y Profesionales de Essal resaltó el estrés laboral al cual se ven sometidos los trabajadores que se hacen cargo de la atención de estas localidades debiendo recorrer varios kilómetros de distancia, y asumiendo en pocas horas la atención semanal de la localidad.

La superintendente señaló que ese es un problema que se observa en todo el país, pues los criterios de atención de clientes se miden según tarificación, la cantidad de clientes que tiene las localidades determina las horas de atención. En este momento, señaló Espinosa, Essal aplica el criterio mínimo de atención, “estamos conscientes y compartimos que no se puede disminuir la calidad del servicio, lo que en este momento ha causado molestia”. Para el equipo del SISS la solución a esta carencia es modificar los criterios de tarifa, aumentando las horas mínimas según cantidad de clientes, esto en el próximo proceso tarifario.

Respeto a las otras sanitarias del país, la superintendente reconoció el déficit de Essal. Señaló que es una empresa que les preocupa, pues hay un rezago de inversión para la calidad del servicio y que posee una gran dispersión geográfica, por lo cual deberán realizar los requerimientos necesarios a la sanitaria.