Camioneta Verde del Padre Hurtado llega a reforzar lenta inscripción de nuevos socios para el Hogar de Cristo

40

Aunque la meta de 2 mil socios en la provincia de Llanquihue se ve algo lejana, la fe de los voluntarios y trabajadores del Hogar de Cristo se mantiene intacta. Esto porque con la llegada de la Camioneta Verde a nuestra zona, la motivación adquiere un tono diferente: el verde de la esperanza.

Si bien son poco más de 400 los socios contabilizados hasta hoy jueves, ello no impide que las captadoras de socios salgan a la calle con más ganas. “Sabemos que el escenario económico no es el mejor, que nuestra ciudad y nuestra región ha sido muy golpeada por la crisis. Sin embargo, confiamos en la solidaridad de las personas, en que responderán a este llamado del Padre Hurtado a ser parte de su obra”, sostuvo Edson Sobarzo, jefe social del HC en la provincia.

Y la presencia de la Camioneta Verde en la calle techada Santa Rosa de Puerto Varas, motiva más aún. Muchas personas se acercan a tocarla, se fotografían e incluso algunos rezan frente a la imagen del santo chileno que acompaña a este vehículo, lo que sensibiliza a muchas personas a sumarse a esta campaña. “Esperamos que muchas personas más se acerquen a este sector céntrico de Puerto Varas y tengan la oportunidad de conocer esta reliquia. Y además, puedan conocer más de lo que el Hogar de Cristo realiza en Puerto Montt y la región. Son más de 1.600 las personas que atendemos todos los días desde Panguipulli hasta Quellón, las que sin la ayuda de más personas de corazón generoso, se quedan atrás. Por eso, como no queremos volver atrás, es que necesitamos más socios que nunca”, apuntó el jefe social.

La Camioneta Verde estará mañana viernes en el mismo recinto puertovarino, para trasladarse el fin de semana hasta la capital regional. En el Mall Costanera se instalará este ícono de la solidaridad para recibir a todos quienes quieran sumarse a la campaña de socios del Hogar de Cristo y aportar a que muchos niños y adultos mayores tengan mejores oportunidades de vida y, además, construir un país con más justicia y solidaridad.