Hogar de Cristo necesita 2 mil nuevos socios en la provincia

36

2.000 nuevos socios en la provincia de Llanquihue necesita captar con urgencia el Hogar de Cristo en su Campaña de Socios 2009, aportes que permitirán financiar sus programas sociales en la región de Los Ríos y Los Lagos, para seguir atendiendo con dignidad a más de 1.600 personas diariamente, que viven en situación de pobreza y vulnerabilidad social.

“Sin Tu Ayuda Volvemos Atrás” es el lema de esta campaña, que busca convocar en esta época de crisis económica y dificultades en tantos hogares, la ayuda de nuevos socios. “Los tiempos difíciles nos ponen a prueba como país, pero también nuestra solidaridad. No podemos abandonar a aquellos que tras años de esfuerzo han logrado vislumbrar un mejor presente y futuro. Niños, adultos mayores, hombres y mujeres en situación de pobreza que han encontrado esperanzas de una vida mejor necesitan de la ayuda de todos”, señaló Rodrigo Vivar, director ejecutivo del Hogar de Cristo en la Sede Los Ríos y Los Lagos

¿Cómo sumarse?

Entre el 4 y el 15 de junio se invitará a la comunidad a convertirse en socia del Hogar de Cristo, a través de diferentes mecanismos: la línea 188 600 600 2009, la página web www.hogardecristo.cl, en todos los Supermercados Líder, en las sucursales del Banco BBVA, y en distintos puntos de alta afluencia de público, como malls, plazas, servicios públicos y centros comerciales. Además, captadoras debidamente identificadas efectuarán “barridos” por distintos sectores de la ciudad, buscando a quienes deseen hacerse parte de esta causa en su propio domicilio.

Pero, ¿por qué ayudar? La pobreza es muy grande aún en nuestro país. Existen más de dos millones de personas que viven bajo la línea de la pobreza, es decir con un ingreso menor a 48.000 pesos mensuales. En nuestra región son 91.000 las personas que viven en esta situación y el Hogar de Cristo acoge a 1.600 cada día, en las regiones de Los Ríos y Los Lagos.

El Padre Hurtado pidió antes de fallecer: “A medida que aparezcan las necesidades y dolores de los pobres, que el Hogar de Cristo, que es el conjunto anónimo de chilenos de corazón generoso, busquen cómo ayudarlos como se ayudaría al Maestro”. Es el mensaje que hoy mueve a la institución a ir en busca de más chilenos de corazón generoso.