PDI recibe moderno y amplio edificio que incorpora avanzada tecnología energética

31

A partir de hoy oficialmente la Policía de Investigaciones cuenta con un moderno recinto que reunirá a todas las unidades repartidas en diferentes sectores, por la falta de espacio que conlleva la actual ubicación del cuartel policial de calle Serena. El nuevo edificio vigila desde la cuarta terraza, en población La Paloma, consta de una superficie de 4.182 m2, 5 pisos y subterráneo y que contempló la inversión de casi 2.600 millones de pesos, construido en 425 días.

La Dirección de Arquitectura del MOP entregó las dependencias que, como señaló el jefe zonal de la policía civil Prefecto Inspector Raul Bea Martínez, desde hoy martes contará con guardia permanente. Se espera que la inauguración se efectúe en una fecha cercana al aniversario institucional, el 19 de junio, ceremonia que podría contar con la presencia de la Presidenta Michelle Bachelet. 

Bea Martínez, explicó que aún falta la instalación de mobiliario, cableado, redes de datos, telecomunicaciones, trabajos que se proyectan completar en unos 45 días más. 

Luego del traslado de las diferentes reparticiones, la policía entregará los edificios a Bienes Nacionales, pero en el caso de las oficinas de calle Covadonga que se utilizan como Jefatura Zonal, el jefe regional indicó que: «se tiene la intención de crear ahí el centro de atención de víctimas de atentados sexuales que atenderá a personas de toda la región», para lo que se pretende tener un acercamiento definitivo con las autoridades pertinentes a fin de finiquitar la idea.

Edificio

Como propuesta innovadora para la arquitectura pública, el diseño del nuevo cuartel de la PDI consideró proyectos de eficiencia energética, habitabilidad termoacústica y ventilación natural, siendo el pionero a nivel nacional en su categoría.

El moderno inmueble consideró la anergía solar a través de la arquitectura bioclimática, por lo que el sistema de ventilación es clave para el logro de un aire siempre fresco. En tanto que para el sistema de calefacción se utilizó una bomba de calor, a través de pozos profundos (70m aproximadamente), en el primero de los cuales se captura la energía del agua a una temperatura de 11ºC, la cual pasa por la bomba de calor que la eleva a una temperatura de entre 22 a 25 grados, para luego, a través de losa radiante, calefaccionar el edificio. Posteriormente, el segundo pozo ubicado a 100m de distancia devuelve el agua a la napa.

Foto: Mauricio Sáez E.