Presidio Perpetuo Calificado solicita Fiscalía para Ronald Mödinger, imputado de parricidio contra Silvia Oroz

64

Permanecer toda la vida en presidio (con una exigente revisión de medidas a los 40 años de cumplida la pena para ver si se otorgan beneficios) y una indemnización de 700 millones de pesos solicita el Ministerio Público y la parte querellante contra Ronald Mödinger, de 41 años, imputado por dos delitos de desacato y parricidio contra su ex esposa Silvia Elizabeth Oroz González, el 21 de febrero de 2008.

Silvia Oroz, primeramente, aparecía como víctima de un paro cardiorespiratorio, pero luego de indagaciones en que su familia colaboró intensamente, se pudo establecer que la mujer falleció por intoxicación con la sustancia pesticida Carbofurano. Esto pudo ser corroborado por el hallazgo de la sustancia en el estómago, hígado y corazón de Silvia.

El imputado, Ronald Mödinger, posee un historial de violencia intrafamiliar dictando los tribunales medidas cautelares en diversas oportunidades las cuáles Mödinger no acató y acudía constantemente a la casa de Oroz entrando incluso por una ventana a la cual le había roto una esquina del vidrio y que sacaba a voluntad para poder abrir el pestillo e ingresar. 

A comienzos de febrero contactó a un funcionario del vertedero municipal de Puerto Varas, Demetrio Fuentealba, quien le entregó veneno para matar perros, debido a que Mödinger le había comentado que un can había mordido a su hijo menor. Al día siguiente Fuentealba entregó una dosis de Carbofurano, coincidentemente mismo químico encontrado en los órganos de Silvia. Entre la noche del miercoles 20 de febrero y la madrugada del jueves 21 Silvia falleció por una falla multiorgánica constatada a las 11.45 horas del jueves.

En el primer día de juicio se conocieron antecedentes en voz de los testigos que corroboran el historial de violencia física y sicológica que Mödinger habría ejecutado contra su esposa e hijos.

Nain Lamas, fiscal del caso solicitó la pena de presidio perpetuo calificado por el delito de parricidio considerando la agravante de obrar con premeditación conocida y 3 años y un dia por los dos delitos de desacato. En tanto el abogado querrellante alegará otra agravante de haber cometido el delito con alevosía y solicitar una indemnización por daño moral que considera la suma de 700 millones de pesos.

Se estima que el juicio puede durar como mínimo 5 días por la cantidad de testigos (51) y peritos (15) que la fiscalía y la defensoría presentarán.

Fotos: Mauricio Sáez E.