Imputado por fatal atropello de joven no era gitano. En el tribunal negó acusaciones en su contra

43

En prisión preventiva mientras dure el plazo de investigación de 90 días quedó Patricio Norambuena Farías de 27 años, detenido al mediodia de ayer por la SIP en Puerto Varas, a quien se le imputa participación en el fatal atropello del joven Juan Alvarado Velásquez el 15 de marzo de 2009.

Recordemos que en Semana Santa, vecinos quemaron una carpa y automóviles en el campamento gitano ubicado en la intersección de Avenida Presidente Ibañez y Volcán Puntiagudo, frente a población Antonio Varas Norte, porque se le atribuía participación a un gitano en el atropello, hipótesis descartada de momento por el fiscal Sergio Coronado quien en una larga audiencia de casi dos horas formalizó a Norambuena Farías por cuasidelito de homicidio, darse a la fuga en el lugar del accidente y conducir sin licencia profesional debida.

Norambuena posee antecedentes anteriores por robo en lugar no habitado, porte ilegal de arma blanca y conducción sin licencia profesional requerida, delito por el cual fue condenado el 25 de marzo de 2009 y que debía cumplir con el beneficio de reclusión nocturna que hasta ahora no ha efectuado por una demora en los trámites internos, según alegó la defensa representada por el letrado Nofal Abud.

El fiscal Coronado dió a conocer datos que darían cuenta de la participación efectiva de Norambuena en el atropello. Exhibió un trozo de carrocería encontrado en el lugar del accidente y que calzó con el colectivo modelo Nissan V-16 periciado, el cual habría sido conducido por Norambuena la madrugada del 15 de marzo. Además manifestó que «bajo el vehículo se encontraron cabellos humanos, siendo idénticos en color y tamaño a los de la víctima». Según la autopsia, el cadáver de Juan Alvarado presentaba erosión en la región costal izquierda correspondiente a una marca del paso de un neumático «la huella de la rueda del nissan V-16 calza con la lesión de la víctima», puntualizó Coronado.

Además el fiscal mencionó que el imputado, como no tiene licencia de conducir, habría amenazado a su cuñado, Luis Bustos, para que le entregue su licencia a la cual le sacó fotocopia y le pegó una foto suya para poder conseguir que le cedieran un vehículo de locomoción colectiva a cargo, como el que estaba manejando ayer al momento de su detención en la esquina de calles San Francisco con Colón en Puerto Varas.

Norambuena Farías se retractó de hacer uso de su derecho a guardar silencio y declaró que el no iba manejando el colectivo, que si lo hacía su cuñado Luis Bustos pero que ellos nunca atropellaron a una persona, sino que chocaron con unas piedras que los vecinos habían puesto para resguardar el cuerpo del joven fallecido que, según Norambuena, ya había sido atropellado. Sobre esto el defensor Nofal Abud explicó que los dichos de testigos apuntan a que vieron que una camioneta blanca doble cabina había sido la causante del fatal desenlace, también otro testigo aseguró que un colectivo del recorrido Antuhue (letrero rojo) había participado en el accidente.

Por otra parte Coronado aseveró que por informes de SIAT, SIP y Labocar de Carabineros, se llegó a la conclusión de que el vehículo que causó la muerte iba a exceso de velocidad, no había huellas de frenadas y las características de las lesiones también daban cuenta de ello. Añadió que de la revisión de las doce llamadas recepcionadas en la Central de Comunicaciones de Carabineros relativas al caso, una de ellas correspondió a una persona que iba en un vehículo tras el Nissan V-16 que aseguró haber visto la participación en el atropello y por ello anotaron la patente. También esta persona vió que los ocupantes del colectivo emprendieron la huida.

Tras escuchar las alegaciones de las partes, el juez Luis Olivares, decretó prisión preventiva para Patricio Norambuena, por el plazo de investigación que se extenderá por 90 días.