Conflicto entre funeraria “Krebs” y pub restaurant “K’re palo”, las dos versiones

53

Ruidos molestos y la intervención de un concejal, provocan graves pérdidas a local comercial. 


Resulta bastante curioso el hecho que dos locales comerciales entren en conflicto por ruidos molestos. Sobre todo si ambos locales emiten ruidos debido a sus rubros.

 

En primer término el Local “K’re Palo” que funciona desde el 6 de septiembre de 2008, cumplió con todas las normas impuestas por la Municipalidad para recibir la patente para funcionar acorde a las normas legales. A su vez, “Funeraria Krebs” lleva en ese lugar aproximadamente 20 años funcionando normalmente con un velatorio.

De acuerdo al libre comercio no existe ninguna norma que prohiba a un pub funcionar al lado de una funeraria, ambos pagan impuestos y son un negocio.

 

 

Lo que resulta bastante extraño es que recién ahora se hagan indicaciones para que el pub funcione con normalidad, si este construye una muralla para evitar los ruidos molestos. ¿Por qué no se hizo la indicación antes que el pub comenzara a funcionar?.

 

De hecho en el lugar que une al pub con el velatorio ni siquiera existe un cortafuego, sólo los separa la pared, insólito.

 

El problema se hace mucho más complejo si a esta situación agregamos la participación del concejal Pineda, quien hizo declaraciones a través de los medios abogando por la funeraria. Incluso se hizo hincapié en que el local K’re Palo podría ser clausurado si no efectuaban los trabajos correspondientes al aislamiento de ruido. 
 

Los implicados 

De acuerdo a los hechos mencionados anteriormente, no habría problemas para que el Pub Restaurant funcione al lado de una Funeraria.

Es por esto que Patricia García, administradora del local “K’re Palo”, se muestra sorprendida por lo que acontece actualmente, al igual que su madre Oriana Elgueta.

– ¿La municipalidad vino a chequear el lugar antes de la puesta en funcionamiento?

“De todas maneras, nos hicieron regularizar con arquitecto, nos dieron todos los permisos, todos los vistos buenos”.

– Cuando hay velorios ¿se escuchan las plegarias?

“Se escucha todo, desde la cocina se escucha todo cuando estamos en silencio. Igual para uno es un poco molesto pero no va a estar uno alegando… se dijo que acá afuera en esta entrada se llenaba de muchachones, fumando, riendo y conversando, y resulta que esos no son ningunos muchachones porque esa es la gente del velorio que cuando llueve vienen todos a fumar acá afuera. Aquí uno tiene que pedir permiso para entrar, y uno no encuentra como sacarlos porque da no se qué decirles esto es un recinto privado”.

– De acuerdo a lo que les han pedido ahora, ¿qué reparaciones tiene que hacer en el local y en cuánto estima los gastos?

“Viene la fibra de vidrio, el papel filtro, un forro completo de internit y dos paredes enteras de vulcanita, mínimo un millón de pesos, porque arriba también nos pidieron corta fuego y yo no sé para qué si arriba ya esta hecho el cortafuego, y ellos (Funeraria Krebs) están apegados a este lado y no tienen cortafuego. Es cosa de mirar desde la terraza y están completamente adosados.

Vino un inspector municipal a sacar una muestra de pared hace como dos semanas y estuve trabajando con un tremendo hoyo en la pared. Y vinieron a romper y sacar, y si tu sacas las tablas esta el velatorio. No nos han sacado partes, jamas han llamado por ruidos molestos pese a que existe un convento cercano al lugar”. 

Por su parte, Guillermo Krebs, dueño de la Funeraria Krebs, nos respondió:

– ¿Usted, escucha ruidos molestos?

“Lógico, se escucha todas las conversaciones y toda la música, y los que están afuera siempre, los jóvenes que van a tomar ahí. El problema esta de que pareciera que le dieron patente de restaurant y lo usan como Pub, entonces no sabemos si la municipalidad actuó bien en dar un permiso para Pub ahí.

Nosotros hemos tenido paciencia esperando a la municipalidad estos 6 meses, hasta que ahora definieron algo pareciera, que les exigieran hacer una muralla”.

– Al hacer actos fúnebres en donde la gente reza, ¿cree que también debería hacer esa pared?

“El problema está en que nosotros estamos hace 20 años ahí, y donde está el Pub era un patio antes, entonces nosotros hicimos el velatorio sin que moleste a nadie y se supone si alguien va a hacer algo deberían hacerlo ellos”.

– Por el lado de ustedes, ¿tampoco hay cortafuego?

“No, porque antes eso era un patio. Nosotros compramos la mitad de la casa, lo que era el garage, entonces las paredes eran como casas no más. Hace 20 años hicimos el velatorio forramos por dentro, y siempre hubo locales, hubo ventas de artículos ortopédicos y otras cosas, pero no echan bulla toda la noche.

Es raro que alguien, la señora, sabiendo que hay un velatorio ahí quiera hacer un pub, es como hacer un pub al lado de una iglesia”. 

De acuerdo a estos antecedentes pareciera que el conflicto más allá de los ruidos se reduce a un tema ético por una de las partes, sin embargo, lo insólito es que llegando a Guillermo Gallardo, a dos cuadras de los locales mencionados, existe una iglesia y una botilleria casi pegadas.

 

Al parecer no se quiere entender que siendo locales comerciales no se le puede dar una connotación ética a este problema, ya que, ambos locales, la funeraria y el pub, sólo venden sus servicios a quienes lo requieran, lo cual debería entender en un buen sentido del libre comercio el concejal Pineda, por lo que éticamente, no podría solicitar un traslado de patente para el Pub restaurant “K´re Palo”.

Por otra parte, los organismos calificados para emitir patentes deberían verificar el estado del local que va a funcionar, antes que este abra para evitar este tipo de inconvenientes entre dos locales comerciales. 

Por: Jim Andrade.

Fotos: Luis Pérez Godoy.