Monseñor Cristián Caro llamó a valorar, cuidar y promover el empleo. También solicitó apoyar a las Pymes por su impacto en las fuentes laborales

34

Los actuales problemas del desempleo y la crisis económica mundial constituyeron los pilares fundamentales de la homilía pronunciada ayer por el Arzobispo de Puerto Montt, Cristian Caro, en el tradicional Te Deum conmemorativo de los 156 años de la fundación de Puerto Montt.

Con la presencia de autoridades civiles y de las fuerzas armadas y de orden, el prelado enfatizó en la necesidad de que todos los actores tanto empresarios, autoridades como trabajadores hagan los máximos esfuerzos para impedir la pérdida de fuentes laborales. «Es necesario dignificar el trabajo» , tanto en salarios como en condiciones, llamó a «valorar, cuidar y promover el empleo» y a apoyar a las PYMES.

En materia económica, la postura de la iglesia católica, trata de que la economía actual está resentida, existiendo crisis moral por «la avidez del dinero y la corrupción mental que causa el poder». «Sin justicia social no puede existir democracia social», Monseñor Caro agregó que para enfrentar la oscura etapa económica se debe practicar la cultura de la sobriedad, del ahorro y lo fundamental: la solidaridad.

Por: Mauricio Sáez E.